Los datos de empleo en Estados Unidos continúan "encantando" a los inversionistas, mientras que la situación de España sigue "asustando".

En línea con los datos de empleo publicados la semana pasada, hoy se informó que las solicitudes iniciales de seguro de desempleo cayeron hasta 339 mil, significativamente bajo lo esperado (370,000), alcanzando el nivel más bajo desde febrero del 2008.

Estas alentadoras cifras de empleo no se han traducido en "votos" para el presidente Obama, que ha visto como el candidato Republicano Mitt Romney ha repuntado significativamente desde el debate de la semana pasada, pues la mayoría de las nuevas encuestas muestra un empate "técnico". Por otro lado, hoy se informó que el déficit comercial del país alcanzó los 44,200 millones de dólares, cifra levemente superior a las expectativas del mercado.

La agencia clasificadora de riesgo S&P recortó en dos niveles el rating de la deuda española, dejándola al borde de la categoría junk (basura), reflejando la incertidumbre de la real condición de las finanzas públicas de España y de la necesidad (o no) de solicitar un rescate financiero.

El gobierno respondió, a través de su ministro de economía, Fernando Jiménez Latorre, quien se mostró confiado en que las reformas económicas obligarán al S&P a reconsiderar su rebaja. Por otro lado, la tasa de desempleo de Grecia alcanzó un nuevo máximo histórico y se ubicó en 25.1% en julio.

En cuanto a reportes corporativos, hoy reportaron sólo 3 compañías, en la espera de los resultados de JPMorgan y Wells Fargo, que publicarán mañana a primera hora. En este contexto, Wall Street cerró casi plano, el Dow Jones y el Nasdaq cayeron 1.0%, mientras el S&P 500 avanzó 1.0 por ciento.

En Latinoamérica las bolsas cerraron al alza, lideradas por el Bovespa de Brasil que avanzó 1.1%. Más atrás quedaron la bolsa de México, que avanzó 0.7%, la de Perú (0.6%), la de Colombia (0.3%) y la de Chile (0.2%).

Luego de 4 sesiones consecutivas de caídas, los mercados europeos cerraron al alza, impulsados por positivos reportes corporativos. El CAC francés avanzó 1.4%, el DAX alemán 1.1%, el FTSE inglés 0.9% y el IBEX español también 0.9 por ciento.

Los mercados asiáticos cerraron en general a la baja, la bolsa de Taiwán cayó 1.9%, la de Shanghai y el Kospi coreano retrocedieron 0.8% y el Nikkei japonés 0.6%. Por otro lado, el Sensex indio avanzó 0.9 por ciento.

*Frase del escritor chino Mo Yan (cuyo nombre significa "Cállate"), al ser consultado tras recibir el Premio Nobel de Literatura 2012.

fondos@eleconomista.com.mx