El Departamento de Estado de EU emite regularmente un aviso titulado Travel Advisory para quienes tienen la intención de viajar a algún país. Cada país se clasifica según el nivel de riesgos que presenta para los estadounidenses que lo visitan y las acciones que deben tomar para mejor garantizar su seguridad.

Son cuatro los niveles:

1. “Ejerza las precauciones normales: este es el nivel de advertencia más bajo para los riesgos de seguridad. Existe cierto riesgo en cualquier viaje internacional.

2. “Ejerza mayor precaución: tenga en cuenta los mayores riesgos para la seguridad y la protección.

3. “Reconsidere viajar: evite viajar debido a los riesgos graves para la seguridad y la protección.

4. “No viaje: este es el nivel de advertencia más alto debido a la mayor probabilidad de riesgos potencialmente mortales. Durante una emergencia, el gobierno de los EU puede tener una capacidad muy limitada para brindar asistencia. El Departamento de Estado advierte que los ciudadanos estadounidenses no viajen al país o se vayan tan pronto como sea seguro hacerlo”.

El Departamento de Estado explica que “las advertencias de viaje en los niveles 2-4 explican las razones para el nivel asignado, utilizando indicadores de riesgo establecidos y consejos específicos para los estadounidenses que eligen viajar allí”. Las razones se indican por medio de las letras C (crimen), T (terrorismo), U (disturbios civiles), H (salud), N (desastre natural), E (evento limitado en el tiempo), O (otro) y K (secuestro).

El jueves pasado, el Departamento de Estado emitió su más reciente recomendación para quienes pretendan viajar a México, la cual seguramente afectará más a la golpeada industria turística, que tanto depende de quienes vienen de EU. En el 2019, 10 millones 776,724 personas llegaron por avión de ese país al nuestro y representaron 58.5% de los visitantes extranjeros.

La recomendación de la semana pasada coloca a México en el Nivel 4: No viajar debido al Covid-19 y las razones C, H y K. En lo particular recomienda: 1) no viajar a Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas; 2) reconsiderar cualquier plan de viaje a Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, México, Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas y; 3) ejercer mayores precauciones en los demás estados.

El viernes, al ser cuestionado sobre el asunto, el presidente Andrés Manuel López Obrador contestó: “No sabemos de estas alarmas, de estas advertencias”. ¡Increíble pero cierto!

Ojalá ya le hayan informado del Travel Advisory.

Y también de la Orden Ejecutiva expedida por Donald Trump, también el jueves pasado, que anularía gran parte de las exportaciones mexicanas a EU de medicamentos y equipos médicos de protección personal, que en el 2019 fueron por 18,596 millones de dólares.

¿No debería estar oportunamente informado AMLO de asuntos como estos?

Es probable que el presidente sí estaba informado de “esas alarmas y advertencias” y que prefirió no comentarlas para evitar criticar y antagonizar a su amigo Trump. Es muy improbable que no se lo informara el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Sólo falta que dé la misma respuesta en su mañanera de hoy cuando alguien le pregunte sobre la orden ejecutiva de su cuate.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.