Dentro del sector primario, la red bovino carne en el estado de Yucatán cuenta con 590,256 cabezas de ganado bovino y ocupa el cuarto lugar en el valor de la producción del estado con 1,289 millones de pesos, siendo la cuarta más importante después de la red porcino, producción avícola y huevo para plato.

Entre 2015 y 2016, se observó un desabasto de ganado en México, lo que impactó de forma positiva y significativa los precios del ganado en pie, registrando en el estado tasas de crecimiento positivas en los últimos tres años. Actualmente, los inventarios ganaderos se han recuperado y los precios se han estabilizado a la baja, en comparación con los precios máximos alcanzados en años anteriores.

Otro factor que influye en la competitividad y desarrollo de la ganadería en Yucatán es la falta de oferta financiera para las pequeñas unidades productivas pecuarias que, en promedio, cuentan con un hato de 50 cabezas de ganado y con una superficie promedio de 70 hectáreas.

FIRA ha contribuido con instrumentos de fondeo y garantía para facilitar e inducir el acceso al financiamiento a empresas y productores ganaderos pertenecientes al sector social de Yucatán, en coordinación con la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán. La UGROY agrupa a 23 asociaciones ganaderas con 4,790 socios en ese estado y, a través de cuatro intermediarios financieros, ha recibido líneas de crédito para distribuir créditos de corto y largo plazos. El esquema financiero y tecnológico que FIRA ha implementado en la UGROY consiste en desarrollar la actividad ganadera con instrumentos de crédito que incluyen recursos para el desarrollo tecnológico y la canalización de los recursos que Sagarpa otorga a los productores.

A este esquema se le denomina esquema parafinanciero, donde la UGROY transfiere a sus agremiados, recursos de financiamiento de proyectos para la engorda de becerros en pastoreo y adquisición de vientres gestantes, dentro del programa de repoblamiento de hato con apoyos Sagarpa y que, junto con la asistencia técnica y capacitación, ayudan a desarrollar las actividades productivas de los socios.

Este esquema de negocio inició en el 2009 y ha crecido en el transcurso de los años para financiar la adquisición de 42,000 cabezas de ganado, el establecimiento y rehabilitación de 13,665 hectáreas y apoyo a cerca de 3,000 productores cada año.

Dicho modelo se ha posicionado como una pieza fundamental de FIRA para canalizar recursos crediticios y apoyos de otros programas especiales y a la vez representa una estrategia para el desarrollo y capitalización de las unidades económicas rurales ganaderas de Yucatán.

* Roberto Carlos Pozo Enríquez y Bernaldino Perdomo Gregorio son agentes de FIRA en las oficinas de Valladolid, Yucatán y Escárcega, Campeche y sus correos son:

[email protected]

[email protected]