Aunque las perspectivas respecto de la permanencia de Grecia dentro del euro han mejorado, el panorama sobre el euro sigue siendo sombrío, mientras que la presión sobre los bancos españoles continúa.

Sin embargo, los inversionistas se "iluminaron" ante los reportes que indican que China, la segunda economía más grande del mundo, estaría acelerando la implementación de políticas pro-crecimiento.

En Estados Unidos, los datos del sector inmobiliario continúan entregando señales de, al menos, estabilización. El índice S&P/Case-Shiller, que mide los precios de las viviendas en las 20 ciudades más grandes del país, aumentó marginalmente en marzo (0.09%), aunque se ubicó por debajo de las expectativas (0.2%).

Este dato entregó soporte al mercado, más allá del desconcertante índice de confianza del consumidor, elaborado por el Conference Board, que cayó de 68.7 a 64.9 puntos en abril, producto de menores perspectivas respecto a oportunidades de empleo.

Este reporte difiere absolutamente del que publicó hace algunos días la Universidad de Michigan, que mostró una mejoría producto de mejores perspectivas en empleo.

Por otro lado, el índice de actividad manufacturera, que elabora la Reserva Federal de Dallas, se consolidó en terreno negativo, al pasar de -3.4 a -5.1 puntos, decepcionando a los analistas que esperaban una lectura positiva de 3 puntos.

En España, se aceleró la caída de las ventas retail. En abril, éstas pasaron de una tasa interanual de -4% a -11.3%. En Alemania, la inflación se desaceleró de 2.1% a 1.9%, por debajo de las expectativas (2.1%), luego que el IPC de mayo cayera 0.2 por ciento.

En tanto, los bancos centrales de Turquía y Hungría, en línea con las expectativas, mantuvieron sus respectivas tasas de referencia, en 5.75% y 7 por ciento.

En Japón, el comercio minorista cayó 0.3% en abril, decepcionando a los analistas que estimaban un alza de 0.1%. De esta forma, con respecto a igual mes del año anterior, se produjo una desaceleración, de 10.3% a 5.8 por ciento.

El índice líder de la economía China, que calcula Goldman Sachs, cayó 0.6% en abril, encadenando el 3 mes consecutivo de caídas.

En Brasil, las ventas de supermercados cayeron 2% en abril, con lo que se produjo una desaceleración significativa. Con respecto a igual mes del año anterior se registra un alza de 0.2%, mientras que el mes anterior se alcanzó un crecimiento de 9.6%. En Argentina, las ventas de centros comerciales se aceleraron en marzo, desde 4.3% a 8.7 por ciento.

ÍNDICES DE ESTADOS UNIDOS

Los principales índices bursátiles en Estados Unidos cerraron cerca de sus máximos diarios. El tecnológico Nasdaq anotó un alza de 1.2%, mientras que el S&P 500 y el Dow Jones anotaron alzas de 1.1% y 1%, respectivamente. La cotización de Facebook continúa dando que hablar, al caer más de 10% durante la sesión, cerrando en USD 28.8, 32% por debajo de su precio de colocación (38 dólares).

Luego de tres sesiones al alza, el Bovespa cerró esta jornada con una caída de 1.1%, presionado por las compañías del sector inmobiliario (particularmente PDG Realty y Gafisa). Vale subió levemente ante las especulaciones sobre China y un eventual plan de estímulo económico.

El Merval de Buenos Aires cayó 1.7%, mientras que el resto de las bolsas en Latinoamérica anotaron ganancias. El IPC mexicano subió 1.3%, Lima ganó 0.9%, Colombia avanzó 0.6% y el IPSA de Santiago ganó 0.2 por ciento.

Un reporte de Morgan Stanley ratificó su visión negativa de corto plazo en acciones europeas, hasta tener mayor visibilidad en el tema político. No obstante, el reporte destacó que están menos negativos, pues, en términos generales, las valorizaciones sugieren una oportunidad de entrada, al señalar que, por lo general, comprar acciones por debajo de 8 veces precio/utilidad ha generado retornos anuales promedio en los siguientes 10 años de 12 por ciento.

Hoy, con la excepción de la bolsa de Madrid, que cayó 2.3%, las bolsas europeas cerraron al alza. El Cac francés ganó 1.4%, el Dax alemán subió 1.2%, mientras que el FTSE de Londres avanzó 0.7%. Incluso Milán cerró al alza (0.4%). En tanto, el euro sigue bajo presión, transándose en niveles de $1.24.

Los mercados asiáticos cerraron con interesantes alzas. Destacó la ganancia de 2.9% de la bolsa de Taiwán, luego que el gobierno anunciara modificaciones a la reforma de impuestos a las ganancias de capital. El Kospi coreano subió 1.4% y Shanghai ganó 1.2%, mientras que el Nikkei japonés subió 0.7%. El Sensex de India avanzó sólo 0.13 por ciento.

* Frase de Confucio (551 AC - 479 AC), filósofo chino.