Seguramente hay personas que alguna vez se han aventurado a invertir en una empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores o simplemente compran o venden artículos en el extranjero. Si es así, la recomendación es no perder de vista ningún detalle de las noticias sobre el dólar las siguientes semanas.

En anteriores ocasiones, se ha hablado de que el valor de la moneda está determinado por factores económicos, políticos e inclusive financieros, pero también existe el impacto que tiene para las empresas de las cuales se adquirió un activo, por ejemplo, una acción.

¿Recuerda lo que sucedió con la paridad peso/dólar cuando Donald Trump ganó las elecciones para presidente de Estados Unidos? Con la victoria del republicano, los mercados internacionales se desplomaron y el tipo de cambio alcanzó un máximo histórico de 20.73 pesos por dólar.

Aunque año y medio después los efectos de la elección presidencial estadounidense se han visto disminuidos, se pueden empezar a observar importantes cambios día con día del valor del peso contra el dólar.

Pero ¿cómo les afecta a las compañías mexicanas el alza del dólar? Hay que tener en cuenta que muchas empresas tienen su deuda dolarizada, lo que quiere decir que sus obligaciones las tendrán que cumplir en dólares, que se encuentran al alza, y no en pesos, que se encuentran a la baja. Al mismo tiempo, un alza importante en el tipo de cambio puede conllevar a un aumento de tasas de interés, por lo que la empresa podría ver reducida su propia liquidez para enfrentar futuras eventualidades.

Antes de descartar una empresa por el simple hecho de tener un porcentaje alto de deuda en dólares, hay que revisar qué porcentaje de sus ventas también están fijadas en la misma divisa.

Si el porcentaje de ventas cotizado en moneda estadounidense es atractivo, puede ser un factor importante para reconsiderar la decisión. Por ejemplo, después del “efecto Trump” en noviembre del 2016, una empresa que tenía cerca de 50% de su deuda total en dólares se declaró en incumplimiento de pagos y el valor de sus acciones se vieron fuertemente castigadas en la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero no todas son malas noticias para las empresas mexicanas si el tipo de cambio sube; un claro ejemplo son las compañías levemente apalancadas y que reciben altos ingresos en dólares americanos que, a la hora de convertirlos en pesos, ofrecen ganancias extraordinarias. Estas empresas se caracterizan por ser exportadoras que combinan su estrategia de poco apalancamiento con una fuerte estrategia de coberturas cambiarias.

Están por venir unos meses muy interesantes —tanto en el rubro económico como en el político— que tendrán amplias repercusiones con la paridad cambiaria peso/dólar.

Sin embargo, como inversionistas, se debe estar bien informados y capacitados para que junto a asesores especializados puedan armar portafolios de inversión diversificados de acuerdo con su nivel de tolerancia de riesgo, perfil y su meta financiera.

Hay que procurar aprender de cada uno de los instrumentos que el sector financiero pone a disposición y los riesgos en los cuales incurren a cambio de un interés que el inversionista considere aceptable. Lo anterior debe ir acompañado por una política de inversión responsable, en donde el dinero invertido no ponga en riesgo la estabilidad económica de cualquier inversionista en el corto plazo.

El autor es sr. analyst Derivatives Trade & Oper II Asset Management en BBVA Bancomer.

[email protected]