La empresa noruega DNV fue contratada por el gobierno de la CDMX para determinar las causas del colapso de la Línea 12 del Metro que el pasado 3 de mayo acabó con la vida de 26 personas y dejó heridas a otras 80.

Con sede en Oslo, DNV tiene oficinas en 75 países y en México en la CDMX, Ciudad del Carmen y Villahermosa.

¿A qué se dedica esta multinacional? En su sitio dvn.com lo explica:

“Somos la sociedad de clasificación líder en el mundo y un asesor reconocido para la industria marítima. Brindamos servicios de prueba, certificación y asesoramiento técnico de renombre mundial para la cadena de valor de la energía, incluidas las energías renovables, el petróleo y el gas y la gestión de la energía. Somos uno de los organismos de certificación líderes en el mundo y ayudamos a las empresas a garantizar el desempeño de sus organizaciones, productos, personas, instalaciones y cadenas de suministro.

“También somos un proveedor líder mundial de soluciones digitales para la gestión de riesgos y la mejora de la seguridad y el rendimiento de los activos para barcos, tuberías, plantas de procesamiento, estructuras en alta mar, redes eléctricas, ciudades inteligentes y más. Nuestra plataforma abierta de aseguramiento de la industria y nuestras soluciones de ciberseguridad y software respaldan actividades críticas para las empresas en muchas industrias, incluidas las marítimas, energéticas y sanitarias”.

El sitio explica que desarrolla la mayor parte de sus actividades dentro de los siguientes sectores: marítimo, petróleo y gas, energía y renovables, automotriz y aeroespacial, alimentos y bebidas, servicios de salud y otras industrias.

En lo que otras industrias se refiere, explica que “Ayudamos a empresas de una amplia gama de industrias a gestionar el riesgo y asegurar su desempeño” y presenta 48 diferentes servicios, entre ellos: seguridad funcional, certificación de estructuras de acero, certificación de sistemas de soldadura de calidad y seguridad funcional para la industria ferroviaria.

Me queda claro que DNV es una empresa enorme y que sus principales actividades las realiza en los tres primeros sectores que ahí se anotan: marítimo, petróleo y gas, energía y renovables.

No encontré en dvn.com ninguna mención a investigaciones de incidentes ocurridos en estructuras similares a la de la Línea 12 que se cayó hace dos semanas, aunque es probable que, en algún lugar del sitio, escondida, haya alguna.

Al anunciar que DNV realizaría el peritaje, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, explicó que “la elección de esta empresa obedece a la necesidad de tener un resultado confiable en el peritaje donde no influya ningún interés sobre la operación de la línea” y la secretaria de Gestión Integral de Riesgo y Protección Civil del gobierno de la CDMX, Myriam Urzúa, dijo que la empresa noruega realizó la investigación forense de la explosión de una plataforma petrolera en el Golfo de México ocurrida hace 10 años.

Es probable que DNV haya sido contratada por sugerencia de quienes mandan en PEMEX, la Secretaría de Energía o la Comisión Reguladora de Energía, quienes aparentemente han usado algunos de sus servicios, pero no para determinar las causas de un incidente como el de la Línea 12.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor