Viene la contrarreforma energética.

Todo indica que sólo es cuestión de tiempo para que el gobierno mexicano la formalice.

Presentará una Reforma Energética, con el propósito de fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El anuncio lo hizo público recientemente el presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus conferencias de prensa mañaneras.

Dijo que enviará una iniciativa de ley, en el tercer año de su gobierno.

También dijo que se respetarán los más de 100 contratos adjudicados hasta ahora. Eso fue el miércoles pasado (29 de julio).

Ayer comenzó a circular un supuesto memorándum en el que destaca la instrucción presidencial de fortalecer a Pemex y la CFE.

El contenido es el mismo de un documento que leyó el presidente de la República el miércoles antepasado (22 de julio), en una reunión en Palacio Nacional,  frente a un grupo de funcionarios mexicanos del sector de energía.

Sólo habló el presidente de México, aunque estuvo acompañado por las máximas autoridades del sector.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, el director de Pemex, Octavio Romero y el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz.

Fueron citados y acudieron los integrantes de los distintos órganos reguladores: la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y otras instancias como el Instituto Mexicano del Petróleo y el Instituto de Investigaciones Nucleares entre otros.

Frente a todos, el Jefe del Ejecutivo leyó el documento en el que plantea analizar qué se puede hacer y hasta dónde se puede llegar, sin modificar, por ahora, la Constitución y las leyes,  para “fortalecer” a Pemex y la CFE.

También mencionó que de ser necesario, el próximo año presentaría una iniciativa de reforma energética.

La realidad es que todo apunta a que, como también lo anticipó, luego de las elecciones y del proceso de revocación de mandato, si “el pueblo lo decide” y continúa al frente de la Presidencia de la República, enviará una reforma que considere a Pemex y la CFE como empresas estratégicas para el desarrollo de México y quede claro el predominio de la nación sobre los recursos naturales.

Resulta claro que el gobierno de López Obrador echará atrás la reforma energética que permite la creciente participación de la inversión privada nacional e internacional en el sector.

Y esta reforma buscará objetivos que menciona constantemente el primer mandatario: la autosuficiencia energética; no aumentar el precio de los energéticos; no exportar petróleo; dejar de importar diesel y gasolina; aumentar la producción petrolera de 1.8 millones de barriles diarios al cierre de este año y, avanzar en 100,000 barriles anuales hasta alcanzar 2.2 millones de barriles en el 2024; continuar con la rehabilitación de refinerías y la construcción de Dos Bocas y respetar los contratos siempre y cuando no haya fraudes en contra de la Nación y ya no otorgar permisos o concesiones en el sector energético a particulares por sobreoferta de petróleo y electricidad.  En el sector eléctrico incluso ha mencionado que la segmentación del mercado sería en una proporción de 54% para CFE y 46% para los privados.

Con el marco legal vigente se prevé la competencia, con reglas de transparencia. La segmentación del mercado que se anuncia, iría en contra de la reforma energética.

Son cambios, que revertirían la reforma energética heredada.

Habrá que ver cuáles son las implicaciones que esto tendrá frente al T-MEC y lo que esto implicaría en términos de competencia económica.

También habrá que ver qué efecto tiene entre los inversionistas foráneos.

Ya veremos.

Sólo como dato curioso, aseguran los asistentes a la reunión en Palacio Nacional que ese día no entregaron a nadie copia del documento. De ahí la pregunta, ¿quién lo habrá filtrado?

Atisbos

BRINCO.- Un aumento de 11.10% registraron los títulos de Televisa, luego del acuerdo del gobierno federal con esa y otras televisoras para transmitir contenido educativo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.