En nuestro país, es común escuchar sobre la problemática de salud pública ocasionada por la diabetes, obesidad y otras afecciones relacionadas con la alimentación, manejándose cifras donde aproximadamente 10.7% de la población adulta sufre problemas relacionados con dichos padecimientos.

Ello ha provocado que parte de la población incremente el consumo de productos orgánicos o naturales que reduzcan o eviten esas afecciones.

Por lo anterior, en Paraguay se ha desarrollado el cultivo de estevia (Stevia rebaudiana), planta que se ha desarrollado como una actividad rentable y que se utiliza como edulcorante para consumo humano.

Su cultivo se está extendiendo a países como: Francia, España, Argentina, Colombia, Bolivia, Perú, Corea, Brasil, Estados Unidos, Canadá y sobre todo China, como principal productor.

Hoy, México es incipiente en esta actividad, la cual, principalmente, se encuentra restringida a algunas áreas de Quintana Roo y Yucatán, debido a sus características climatológicas, con posibilidades de extenderse hacia otras regiones de clima tropical.

La estevia o Ka´a He ‘e (como se denomina en lengua maya) es una planta conocida por los altos contenidos de esteviosidos en sus hojas, edulcorante, que una vez extraído de la planta endulza hasta 300 veces más que la azúcar, con la ventaja de ser recomendado para personas con problemas de diabetes, obesidad, renales, de hipertensión, entre otros.

El cultivo es una alternativa para la diversificación de actividades rentables en el sector rural, debido a que se pueden hacer hasta tres cortes anuales con una vida productiva de cinco años y una producción de 3 a 4 t/ha (tonelada por hectárea) de hoja seca.

Debido a las necesidades de mano de obra, este cultivo es una gran opción para las familias rurales compuestas por cinco a siete integrantes.

La estevia no compite contra la producción de azúcar de caña, sino que es una opción saludable para endulzar los alimentos y bebidas, siendo un producto natural, teniendo el respaldo de validación y certificación de uso medicinal por la FAO y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés).

Es importante mencionar que, actualmente, México es importador de subproductos de estevia debido a que el cultivo aún no se encuentra desarrollado en el país, por lo que representa una oportunidad de inversión con grandes perspectivas de desarrollo.

*Antonio de Jesús Guerrero Cárdenas es especialista del Centro de Desarrollo Tecnológico Tantakin. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]