Hace unos días, el Wall Street Journal publicó su encuesta más reciente sobre el panorama económico y financiero para Estados Unidos. La encuesta, que fue respondida por 76 economistas durante septiembre, confirma la creciente expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) continuará incrementando la tasa de interés de referencia de manera sostenida.

En concreto, la encuesta asigna una probabilidad de casi 90% a que la Fed subirá la tasa de fondeo en un cuarto de punto en diciembre. Asimismo, la encuesta arroja que la mayoría de los economistas esperan hasta cuatro incrementos en el 2019 (42% anticipa tres incrementos y 21% espera cuatro).

La expectativa de tasas de interés más altas está anclada en la situación del mercado laboral, que se encuentra en pleno empleo, y un ligero repunte en la inflación que finalmente está dentro del rango objetivo de la Fed de 2 por ciento. Estos estimados están cada vez más en línea con la señal enviada por la Fed en su última reunión de política monetaria, donde reiteró la expectativa de un incremento más en el 2018, seguido de tres aumentos en el 2019 y un posible incremento en el 2020.

Vale la pena recordar también que la introducción de estimados por parte de la Fed para el 2021 revela que, en ausencia de choques, el banco central tiene como objetivo concluir su ciclo de alzas en el 2020 con una tasa cercana a 3.5 por ciento. Ante esta situación, son cada vez más los encuestados que anticipan que el ciclo de alzas en la tasa de fondeo culminaría en el 2019 y que hacia finales del 2020 la Fed comenzaría a relajar su política monetaria.

A pesar de que la tasa de interés de referencia podría aumentar entre 1 y 1.25 puntos porcentuales en los próximos 15 meses, la mayoría de los encuestados no espera cambios sustanciales en la tasa de interés de largo plazo.

En este rubro, el consenso arroja un estimado de 3.24% en la tasa del bono del Tesoro a 10 años para el cierre del 2018 —cifra ligeramente por arriba de 3.20% actual, pero prácticamente idéntica al máximo observado a principios de este mes— y un nivel máximo de 3.50% a finales del 2019.

La mayoría de los encuestados ve aún un crecimiento económico robusto en lo que resta del 2018 y una suave desaceleración para el 2019.

En concreto, los encuestados ven un crecimiento anualizado de 3.4% para el recién concluido tercer trimestre, seguido de un cuarto trimestre con una cifra de 2.9%, con lo que al cierre del 2018 alcanzaría un crecimiento de 3.1 por ciento.

Asimismo, el consenso de expectativas espera una desaceleración del crecimiento a 2.4% para el 2019 que se profundizaría a 1.8% en el 2020.

En cuanto a la inflación, la encuesta arroja una cifra pico de 2.5% para el cierre de este año, seguida de un ligero decremento a 2.3% para el cierre del 2019 y una trayectoria estable para el 2020. Esto se da a pesar de que la mayoría de los encuestados anticipan un mercado laboral en pleno empleo durante todo el 2018 y el 2020, con la tasa de desempleo estable en un rango de 3.6 a 3.7% durante casi todo el intervalo.

En otra sección de la encuesta con preguntas específicas, la edición de este mes se centró en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y su impacto sobre el empleo y el crecimiento en Estados Unidos. A la pregunta expresa de si el nuevo TLCAN afectaría el potencial de crecimiento del Producto Interno Bruto a largo plazo de Estados Unidos, 70% de los encuestados respondió que no, mientras que 20% contestó que generaría un modesto incremento y sólo 10% consideró que habría una modesta disminución.

En cuanto al empleo, 55% consideró que el nuevo TLCAN no tendrá ningún impacto en el empleo manufacturero en Estados Unidos, una tercera parte respondió que habría una modesta mejoría, 10% contestó que un impacto ligeramente negativo y solamente 2% consideraron que habría un impacto favorable considerable.

joaquinld@eleconomista.com.mx

Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Socio Director de EP Capital, S.C.

Sin Fronteras

Joaquín López-Dóriga Ostolaza es Socio Director de EP Capital, S.C., una consultoría especializada en fusiones y adquisiciones fundada en 2009.

Es egresado de la Licenciatura en Economía de la Universidad Iberoamericana, donde se graduó con mención honorífica y el promedio más alto de su generación. Cuenta con una Maestría en Economía de la London School of Economics, donde fue distinguido con la Beca British Council Chevening Scholarship Award.

Lee más de este autor