Doble campanazo dio el perredista Alejandro Encinas Rodríguez en su primer día en campaña por la gubernatura del Estado de México. Además de haber logrado el milagro de que Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador acudieran a un acto partidista -ambos llevaban ocho y cinco años de abstinencia, respectivamente-, puso nuevamente al PRD en la batalla, mediáticamente hablando.

Mientras los abanderados del PRI, Eruviel Ávila, y del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, arrancaron cada uno con un spot en televisión, el candidato de la coalición Unidos Podemos Más (PRD-PT-Convergencia) presentó un par de anuncios perturbadores, contundentes. El primero sólo podemos identificarlo por el numeral RV00443-11, que le ha asignado el Instituto Federal Electoral dentro de las pautas para la campaña mexiquense. Y porque, aunque no aparezca su rostro, su innegable protagonista es el gobernador Enrique Peña Nieto.

A primera vista parecería un comercial de un perfume o un reloj. Aparece un ejecutivo joven, recién salido de la ducha que ni siquiera duda ante ese inmenso armario lleno de trajes. Escoge la prenda del día y después se dirige a un restaurante de lujo en una camioneta blindada, vigilado siempre por un infalible cuerpo de guaruras.

El sujeto engominado será visto también en su despacho mientras firma documentos y fuma un habano. La voz en off describe, en apenas un suspiro: Los que sólo hablan de ellos, los de la farándula, los de las revistas de moda. Los de siempre... Ellos no se parecen a nosotros los trabajadores. Ellos, los de los lujos y las escoltas, no van a acabar con la inseguridad que vivimos día a día. ¡Reacciona! Encinas puede más. Mucho más .

Ese spot -¿alguien podría acusar a los perredistas de guerra sucia?- se alterna con otro, identificado con el numeral RV00402-11 que no desmerece. Al contrario, es sumamente tosco, cerril: presenta a dos niños visitando la tumba de su madre asesinada -de acuerdo con la narración- por su padre. Enseguida, una joven da cuenta del plan del perredista contra la violencia de género.

Inseguridad. Feminicidios... los problemas del sexenio de Peña Nieto, en alta definición. El único spot del PAN recorre los mismos ángulos. A cuadro, un niño de alguna colonia pobre se queja de que nadie lo ayuda a hacer su tarea. Su abuela es analfabeta y su mamá debe trabajar hasta tarde, y hace como dos horas de su trabajo para acá . Además dice: No puedo salir a jugar, porque es muy peligroso .

Lástima que el catálogo de medios de la autoridad electoral sólo contemple 21 estaciones de radio (16 de AM y cinco de FM), así como tres canales de televisión con cobertura en el llamado Valle de México. Donde más se concentran los votantes mexiquenses es donde menos se verán las campañas aéreas. No obstante, debe reconocerse el mérito de los asesores de la campaña de Encinas. Su vocera, Rocío González Helguera, prefirió mantener bajo reserva la identidad de los creativos y confirma que forman parte de una estrategia, con objetivos claramente definidos. Éstos son los primeros de una serie , aseveró.

Por su parte, el abanderado priísta estrenó un spot sencillo y directo. Eruviel aparece todo el tiempo mirando a la cámara. Hablándole a la gente. Es Eruviel, quien visita a Pedro. Regresa a la silla en la que siempre se ha sentado -con puesto o sin puesto, ¿eh?- que es la de la peluquería de su barrio, Ciudad Azteca. Saber de dónde vienes te enseña a dónde puedes llegar , dice el exalcalde de Ecatepec, mientras una voz en off lo presenta como candidato de la alianza Unidos por Ti y plantea: Piensa en grande .

¿Y también pensará en la grande?

Apenas 48 horas de campaña en el Estado de México. Es más lo que se ve al aire que lo posible de constatar en los territorios de la contienda, ésos donde los operadores electorales llevan trabajando varias semanas. Por lo pronto, queda una caracterización de los candidatos al gobierno del Edomex que se escuchó el pasado lunes, en uno de los espacios informativos del canal 34 del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense: Eruviel Ávila es el zorro, por astuto. Bravo Mena el búho, por aburrido; mientras que Alejandro Encinas es el San Bernardo, por fuerte y amigable.

EFECTOS SECUNDARIOS

MOREIRA, CANDIDATO. Sin logotipos partidistas, recargado en un poliedro púrpura de 50 picos que contenía frase más, mejor en letras blancas desproporcionadas Rubén Moreira comenzó su campaña por la gubernatura de Coahuila, sin que por algún lado apareciera el logotipo del PRI, el partido que en el orden federal dirige su hermano Humberto. Eso sí, el abanderado rojo firmará todos sus compromisos de campaña y entregará dos tarjetas de vales en su recorrido proselitista.

OFENSIVA. Con una veintena de sugerentes anuncios espectaculares -con letras rojas, sobre un fondo blanco, se lee El DF se hunde , en letras inclinadas- comienza una campaña contra la pinche administración perredista, endilgada por una agrupación (anónima, hasta el momento) de vecinos que se declaran hartos de promesas incumplidas y materializan su enojo con Marcelo Ebrard, al que reclaman su cinismo sin precedentes , por presumir ser el mejor alcalde del mundo, cuando la ciudad de México está paralizada por el tráfico y la inseguridad. Los contenidos de esta peculiar protesta pueden verse en www.alguienteniaquedecirlo.mx