A partir de los datos consolidados del primer trimestre, los analistas económicos del Citi-Banamex pronostican que el 2017 será un año positivo para la economía mexicana. Sostienen, con base en datos del FMI, que el crecimiento de la economía a nivel mundial será mejor que el año pasado.

El PIB de China crecerá en 6.9%, el de Estados Unidos en 2.1% y el de México en 1.7 por ciento. El primer trimestre no fue bueno para nuestros vecinos del norte, pero se espera un mejor desarrollo en los siguientes nueve meses. Según los analistas, el desempeño del primer trimestre confirma las metas para el año propuestas por el Banxico y el FMI.

En Estados Unidos las tazas de largo plazo están a la baja. Entre los especialistas hay consenso de que no es posible que el presidente Donald Trump pueda aplicar, en los hechos, la política fiscal que ha anunciado. La economía de Estados Unidos y el mundo caminan bien, con independencia de los estridentes discursos de Trump.

De acuerdo con los analistas, en reunión celebrada en el bello palacio del banco en el Centro Histórico, se asume que la política de Trump en materia económica, más allá de los dichos, se mueve en el margen de lo aceptable para los mercados. Y añaden que las amenazas de éste no se ve que puedan hacerse realidad.

Genera también confianza que los contrapesos institucionales del sistema político de Estados Unidos, el Poder Judicial y el Poder Legislativo, se han hecho valer, incluso más de lo esperado, sobre las decisiones de Trump que van en contra de políticas ya establecidas.

La evidencia, según los analistas, es que las decisiones de los integrantes del gabinete presidencial de Trump se mueven cada vez más hacia el centro y son marginados de la toma de decisiones los personajes más conservadores como Bannon y Navarro.

Lo que ocurre en Estados Unidos afecta para bien el desempeño de la economía mexicana que está reaccionando mejor de lo que se esperaba. Al inicio del año, para Citi-Banamex la expectativa de crecimiento del PIB era de 1.2% y ahora revisan esa cifra al alza.

La actividad económica se está desarrollando mejor de lo esperado. A pesar de los discursos de Trump repuntan las exportaciones. Al final del año, los analistas calculan que el barril del petróleo estará 10 dólares arriba del precio actual, lo cual beneficia a las finanzas públicas.

Ellos consideran que las calificadoras se han tranquilizado y ahora no ven que éstas modifiquen a la baja su valoración sobre el riesgo-país. Añaden que la real autonomía del Banco de México (Banxico) es una garantía para el sistema financiero internacional.

Hay otros analistas de la banca, las corredurías y la academia, que más allá del discurso recurrente de Trump sobre México, ven que el 2017 será un año positivo y mejor de lo que se esperaba. Y se preguntan, yo también lo hago, qué impacto virtuoso tendría sobre el crecimiento de la economía mexicana si se redujeran los niveles de violencia, corrupción e impunidad.

Twitter: @RubenAguilar

[email protected]