Desde el poder apuntan a “los conservadores y reaccionarios” como los enemigos a vencer para completar la tarea de purificar la vida pública y lograr el cambio de régimen que, dicen, es el objetivo de este Gobierno.

Mas cuando uno se entera de que se pospuso el Tercer Consejo Político Nacional tras cinco horas de discusión, durante las cuales la presidenta del Consejo Bertha Luján discutió acremente con la secretaria de Organización Xóchitl Zagal, se perciben pulsiones tribales.

Nada nuevas estas diferencias, pero las agudizan la exacerbación de las ambiciones personales y de grupo detonadas por el proceso de sucesión presidencial.  Difícil lidiar con las pulsiones tribales, con la condición humana y sus destructivas semillas de discordia.

Venado lampareado, la Alianza Opositora

Como se dijo en este espacio, nada ha quitado tanto el sueño al Presidente López Obrador como la integración de la Alianza Opositora del PAN, PRI y PRD, pero los únicos que no se dieron cuenta fueron sus dirigencias y bancadas.

Pareciera que dejaron de hablarse. Así se explicaría su apatía ante la insidia y sospechosismo sembrados por Palacio Nacional y de los malquerientes mediáticos y la incapacidad para coordinar una declaración conjunta medianamente inteligente.

Aturdidos son incapaces de coordinarse, de acordar qué decir y qué hacer. Patético que se les tuviera que decir aquello de “era suya, la tenían... y la dejaron ir”. Cada uno decide cómo quiere ser recordado.

Inseguridad, como polvo bajo el tapete

Como quien oculta el polvo bajo el tapete, el Gobierno de la República y el Partido Oficial pretenden descalificar, con estadísticas, las denuncias por la creciente violencia y presencia de grupos criminales en muchas regiones de México.

Con la eficaz comunicación social se presentan temas a discutir, temas para polemizar, reformas a debatir, pero no reconocen que la estrategia de “laizzes faire”, debilita al Estado, poco a poco, como gota cuya incesante caída termina por perforar la más dura roca.

Tarde o temprano las estadísticas no bastarán, porque bien lo definió Marck Twain: “existen las mentiras, las grandes mentiras y las estadísticas” y conmina a desconfiar, pues también los mentirosos tienen sus estadísticas.

NOTAS EN REMOLINO

Como una fuga hacia adelante la decisión presidencial de reanudar el contacto directo con las multitudes. Curioso que tan celoso como es el Presidente por cuidar la investidura no lo sea para proteger su integridad personal, de la cual depende la estabilidad social y política de la Nación... Una tontería, siendo generosos, acusar al Ejército de “ocultar” las grabaciones del caso de los normalistas. Son las telarañas y prejuicios de los antimilitaristas de ocasión...  Será espléndido, sin duda, el espectáculo de la Armada en Veracruz para celebrar su bicentenario... Cada gira comprobará que la eficiencia no característica de los programas sociales y la atención de la protección civil...  Desde las profundidades de hace más de un siglo, nos llega esta sabia definición de don Santiago Rusiñol y Prats: “Cuando un hombre pide justicia es que quiere que le den la razón” ...

José Fonseca

Periodista Político

Café Político

Lee más de este autor