Sobre el empleo en México hay dos noticias. La buena es que se detuvo la hemorragia laboral en el empleo formal. La mala es que para remontar la caída de la Población Económicamente Activa, que alcanzó a 12 millones de personas, nos falta mucho.

Al cierre del mes de agosto se registró un dato positivo en materia de empleo: se recuperaron 92,000 empleos formales, de acuerdo con el registro del Seguro Social.

Ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador sumó los días que han corrido del mes de septiembre y aumentó la cifra a 130,000 empleos formales recuperados.

Nadie puede negar que es positivo que, después de cinco meses consecutivos de pérdidas, se haya detenido la hemorragia de puestos de trabajo y, en consecuencia, inició la recontratación.

Es una buena noticia que, en virtud de la reactivación económica, las empresas están recontratando.

Y ese es un hecho, en el que por cierto, el gobierno mexicano no tiene mérito alguno, porque en ningún momento apoyó al sistema productivo y a la planta laboral.

Sin embargo, la cifra de recuperación de empleos, es muy menor, si se compara con el número de empleos que se perdieron.

Hay que recordar que fue en marzo, con la llegada de la pandemia del Covid-19 a México, cuando comenzaron los despidos.

De acuerdo con cifras del propio IMSS, en marzo se perdieron 130,593 puestos formales; en abril, 555,247; en mayo, 344,526; en junio, 83,311 y 3,907 en julio.

El seguro social lleva un registro puntual del número de puestos de trabajo que se crean o dan de baja en la economía formal.

Según sus propias cifras la disminución neta de empleos en lo que va del año es de 833,100 plazas, al considerar las creadas en los meses previos a la pandemia.

Lo más preocupante del dato, es que de ese total, el 77.6% corresponde a trabajos permanentes.

Sin duda el hecho de que en lugar de que se sigan registrando despidos laborales y en cambio se observen contrataciones, es positivo.

Pero hay que tomar en cuenta que la economía mexicana está recuperando poco menos de 100,000 empleos formales, frente a la pérdida de 1 millón 185,000 entre los meses de marzo y julio.

Aunque para el organismo, la disminución neta de empleos en lo que va del año es de 833,100 plazas al considerar las que se crearon en los meses previos a la pandemia.

El IMSS reporta un total de 19 millones 588,342 trabajadores afiliados al instituto, que representa una reducción de 4.08 por ciento frente a los 20 millones 421,442 registrados al cierre de 2019.

Esos son los datos de empleo formal que registra el IMSS. Pero hay que recordar que no son los únicos datos que existen.

También están los del Inegi que considera un espectro mucho más amplio sobre la ocupación, la subocupación y el desempleo.

El seguro social solo considera a los asalariados formales, es decir, a un grupo del total de la población económicamente activa.

El Inegi sí los cuenta a todos. De acuerdo con la encuesta telefónica que hizo el Inegi, en abril pasado, se registró un 12.3% de la población en edad de trabajar que dejó de estar activa.

Ese porcentaje equivale a 12 millones de trabajadores.

El dato global es el de Inegi.

El presidente de México ha referido el dato de empleo del IMSS para festejar y asegurar que la economía se está recuperando.

Sin embargo, la realidad en materia de ocupación y empleo es mucho más grave.

El empleo depende del crecimiento económico y, las expectativas no gubernamentales, sobre la recuperación económica señalan un rango de entre dos y seis años para que se recupere el tamaño que tuvo la economía nacional en el 2018.

Si el gobierno mexicano toma las decisiones correctas para impulsar la inversión, es factible que la recuperación sea más rápida.

Sólo falta ver si se toman las mejores políticas económicas para la reactivación económica. ¡Veremos!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.