Los inversionistas se centrarán en la publicación del reporte de empleo estadounidense, para el que una vez más se espera una cifra positiva.

El consenso de analistas estima que en mayo se crearon 500,000 empleos en la nómina no agrícola.

De confirmarse esta cifra, la creación de plazas sería la más elevada desde septiembre de 1997, así mismo, se prevé que la tasa de desempleo retroceda de 9.9 hasta 9.8 por ciento.

El dato es de los que más influyen en los inversionistas, de manera que si resulta una buena cifra, el mercado podría recibir un fuerte impulso.

Sin embargo, hay que tomar con cautela este resultado toda vez que en él se estará incluyendo la contratación de personal para la realización del censo de población, lo que tendrá un impacto positivo en la creación de empleo.

Además, muchos de los empleos que se están creando son temporales o por contrato y no de tiempo completo con prestaciones.

Y es que con la tasa de desempleo aún rondando 10%, la gente se muestra dispuesta a aceptar puestos, aunque éstos no sean seguros.

De acuerdo con la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB, por su sigla en inglés), las débiles ventas mantendrán bajas las contrataciones que realicen los pequeños empresarios.

Asimismo, destacó que la mayoría de 823 empresas encuestadas reportaron que no cambiaron el empleo, mientras que sólo 8% incrementó el empleo promedio en 2.5 trabajadores.

Por lo pronto, ayer fueron difundidos una serie de datos del mercado laboral que hacen pensar que en efecto, se verá una robusta creación de empleos.

La firma ADP publicó que en mayo, el sector privado creó 55,000 empleos, la cifra fue menor a la esperada por el mercado; sin embargo, se revisaron las cifras de abril a la alza para mostrar que en ese mes se crearon 65,000 puestos y no los 32,000 que se habían anunciado.

Este informe resulta fundamental para el mercado, pues se le considera un buen termómetro de cómo viene la cifra oficial.

Desde el comienzo de la recesión en diciembre del 2007, se han perdido 8.36 millones de empleos. El mercado laboral está mejorando, el ritmo de despidos se ha desacelerado con fuerza respecto de inicios del año pasado, cuando la economía perdía en promedio 750,000 empleos al mes.

Empleos