La tranquilidad del fraccionamiento Lomas del Lago, ubicado en la zona suroeste de la capital de Zacatecas, se vio alterada la mañana del pasado jueves 6, cuando un grupo de agentes de la Policía Ministerial se apostaron, frente a la casa color amarillo marcada con el número 24 de la calle Lago Amatitlán.

Estacionado, afuera del garage, estaba un automóvil Volskwagen Pointer, color rojo flash, modelo 2008. Los oficiales tenían la certeza de que Carlos Alberto Luna Ayala estaba allí. Por lo demás, el joven, originario de Fresnillo, con apenas 25 años de edad, no tenía escapatoria.

La semana anterior, había respondido a varias llamadas telefónicas que le hizo Nayeli Cortés, reportera del informativo Hoy por Hoy de W Radio, para verificar la oferta que había publicado en el sitio de Internet www.quebarato.com las bases de datos del padrón electoral 2009, que en teoría deberían estar en resguardo del IFE.

La vivienda, de dos plantas, con fachada amarilla, rejas blancas y cristales opacos es habitada por otras tres personas. La señora Rosa del Carmen Ayala, madre de Carlos Alberto, y los jóvenes Rosa Alejandra, de 11, y Francisco Javier, de 15 años de edad, respectivamente.

Antes de que W Radio y otros medios expusieron la vulnerabilidad del Registro Federal de Electores, las autoridades federales ya habían tomado cartas en el asunto. Además de Luna Ayala, los investigadores de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales, a cargo de la abogada Arely Gómez, pusieron en la mira a otros tres oferentes del padrón. Sobre el joven zacatecano, lograron establecer que fue dueño del Portalzac.com, una página web enfocada a la colocación de anuncios clasificados y a la comercialización de espacios publicitarios, pero la vendió, el año pasado, a Miguel Ángel Márquez Sánchez.

Antes, tuvo otras páginas –webrecurso.com y tusiestasnominado.com mismas que actualmente están fuera de funcionamiento. Carlos Alberto las abandonó porque tiene otros negocios más importantes .

Los correos que solía usar son: [email protected] Además de que participa en algunas páginas bajo el e-mail de [email protected] ayudando eventos u organizando ir a tocadas en otros estados.

Su detención se efectuó con eficacia. Y en sigilo, fue trasladado al Distrito Federal, donde se le mantuvo aislado, bajo interrogatorio, hasta el pasado lunes 10, cuando el joven ciberdelincuente obtuvo su libertad, después de pagar una fianza, de 150,000 pesos. Las indagatorias darán un giro drástico, pues se ha establecido la identidad del padre del joven mercante del padrón.

Su nombre es Francisco Luna Ortiz y actualmente, está en prisión. Todavía en el verano del 2004 era un servidor público temido y respetado. Había hecho carrera al lado del entonces gobernador Ricardo Monreal Ávila, quien al final de su sexenio lo nombró Director General del Centro de Readaptación Social de Cieneguillas.

Bajo su tutela, ese penal estatal cobró notoriedad por las fugas intermitentes de convictos. El caso más relevante fue el del reo federal José Luis Robles Moya, a quien el 18 de enero del 2005, rescató un comando armado cuando había dejado las instalaciones penitenciarias, en una ambulancia, por su supuesto malestar. La Procuraduría General de la República atrajo las investigaciones que había iniciado la instancia local y solicitó una orden de aprehensión contra Luna Ortiz y su subdirector, José Lozano.

Desde entonces, purga una condena de nueve años y cuatro meses, después de que el Juez I de Distrito lo encontrara culpable del delito de evasión de reos. Una de las líneas de investigación que siguen los agentes federales, justamente tiene que ver con las ligas que Luna Ortiz pudo haber establecido como recluso. Allí es donde podría estar el origen del padrón que su hijo trató de comercializar.

EFECTOS SECUNDARIOS

QUÉ BONITA FAMILIA. Seguimos con las historias zacatecanas. A principios de este año, uno uno de los hermanos del exgobernador y ahora senador del PT, Ricardo Monreal, tuvo un problema judicial. Se salvó de ir a prisión por la intervención de un paisano, a la sazón Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Mexicana. Tanto el auxiliado como el colaborador decidieron guardar silencio sobre estos vergonzosos hechos.

DESTAPADOS. Era un descaro: el sábado 1 de mayo, los tripulantes de un autobús con fotografías del candidato del PRI al gobierno de Chihuahua, César Duarte, y un letrero que decía el hijo del tumbaburros al frente, iniciaron un tour de tres días por la capital zacatecana. Eran los enviados del gobernador José Reyes Baeza, que iniciaban sus tareas de apoyo al abanderado tricolor, Miguel Alonso. ¿Y así querían que nadie se diera cuenta de sus mapacherías? Peor estuvo el caso de los 60 vehículos utilitarios que llegaron tierras zacatecanas. Fueron descubiertos cuando comenzaron a reclutar a un centenar de choferes, para que se los trajeran desde Monterrey y Saltillo.

PAREJERA. Quienes piensan que el PRI tendrá un día de campo el próximo domingo 16 en los comicios, para renovar alcaldías y diputaciones en Yucatán, tendrán que corregir.