La agroindustria, como eje que mueve las redes de valor, se ha desempeñado bien en la economía mexicana, pues en general, de acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) que publica el INEGI, del 2010 al 2011 el valor de la producción creció 9.11 por ciento.

No todas las actividades agroindustriales corrieron con la misma suerte, la industria del tabaco y la de cerveza reportaron una reducción en el valor de producción de 19.9 y 1.5%, respectivamente, agroindustrias, por cierto, que no se relacionan con productos básicos.

Las agroindustrias que muestran mayor crecimiento en su valor de producción en el mismo periodo son: molienda de maíz, alimento para animales (balanceados), molienda de trigo y la de aceites y grasas vegetales comestibles, con 23.3, 22.1, 21.0 y 20.5%, respectivamente.

Éstas se relacionan con productos básicos en la dieta de los mexicanos y el incremento de valor se explica a su vez por el aumento en el costo de sus materias primas, aspecto que es una preocupación no sólo en México sino a nivel mundial.

Existe otro grupo de agroindustrias cuyo valor de producción creció menos, pero aún por arriba del promedio de la gran división de alimentos, bebidas y tabaco: refrescos y bebidas no alcohólicas, cárnicos, café, panadería industrial y artesanal, y la de almidones y féculas, con tasas de 14.1, 12.2, 12.1 y 11.3%, respectivamente.

Por el contrario, las principales que crecieron por abajo del promedio son la de tortilla y nixtamal (8.2%), cereales para desayuno (8.1%), bebidas alcohólicas (7.4%), preparación de frutas y verduras (4.3%), botanas (3.9%), lácteos (3.8%), pescados y mariscos (3.8%) y la de azúcar (2.6 por ciento).

Sobresale por su valor la industria de los refrescos y bebidas no alcohólicas, que incluye jugos y agua envasada; hoy, representa el primer lugar con casi 15% del valor de toda la división; es de notar que su sistema de valor está centrado en una materia prima relativamente barata en nuestro país, el agua.

Le sigue en importancia la industria de la panadería, incluyendo galletas y pastas, que representa 11% del valor total, una materia prima de esta industria es la harina de trigo. Sin embargo, la industria de la molienda se ubica en el lugar 12.

En tercer lugar se encuentran los lácteos que, participa con 10% del valor total, y la cual se caracteriza por una amplia diferenciación de sus productos.?

*J. Antonio Manríquez Núñez es especialista de la Subdirección de Evaluación Sectorial en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. amanriquez@fira.gob.mx