Realicé mi primera inversión en Bolsa a los 11 años. Desperdicié mi vida hasta ese momento.

Warren Buffett

Tiempo: Con un nuevo capítulo de alta volatilidad en el mercado accionario (no es nuevo) estos días, los participantes manifiestan un natural temor propiciando riesgos hacia malas decisiones. La idea y proyecto original de atender esta alternativa en un horizonte de mayor plazo, vigilando el buen desempeño de las empresas de las que uno es dueño, se olvida rápidamente para decidir ventas irracionales y/o estrategias de carácter especulativo.

La Economía: El pasado 25 de abril, la calificadora internacional Moody’s ratificó la calificación máxima (“Aaa”) para Estados Unidos, señalando que “la diversidad, dinamismo y competitividad de la economía estadounidense en combinación con el reconocimiento internacional de su moneda (dólar), supera cualquier riesgo asociado con una menor recaudación de impuestos luego de la reciente Reforma Fiscal, mayores gastos y servicio de deuda”. La calificación evidencia el buen momento económico del país del norte y también de una visión futura positiva.

Un Niño Diferente: Los dos segmentos anteriores me parecieron convenientes para introducir un reportaje publicado por Andy Serwer, editor en jefe de Yahoo Finance, en el cual menciona el conocimiento que muchos norteamericanos tienen sobre “la magia” de invertir en el mercado bursátil, dejándolo reposar y viéndolo crecer en el tiempo, aunque en realidad poco se dimensiona lo enriquecedor que esto puede ser. Para ello, entrevista a un individuo que recuerda su infancia, haciendo referencia a la Segunda Guerra Mundial al tiempo que él incursionaba su inversión en Bolsa a los 11 años. “Fue en el primer trimestre de 1942, poco después de Pearl Harbor, Gasté 114.75 dólares”. Con esos 114 dólares en el índice S&P 500 reinvirtiendo dividendos, el saldo actual sería de 400,000 dólares. Cualquier pequeño (o adulto) que hubiese tomado ese dinero para una actividad distinta difícilmente hubiera alcanzado los 400,000 dólares. El entrevistado insiste en que el acierto o beneficios de dicha decisión no dependieron de él sino del desarrollo económico de Estados Unidos traducido en grandes beneficios financieros para la mayoría de las empresas en el mercado.

En nombre del entrevistado es Warren Buffett, reconocido inversionista y billonario, quien indica que no siempre es fácil seguir con esto. “El mercado ha bajado muchas veces durante ese tiempo. La gente ha entrado en pánico durante ese tiempo. Los titulares han sido terribles. Pero Estados Unidos es una poderosa máquina económica que, desde 1776, funcionó y seguirá funcionando”. Cuando eres dueño de una empresa, no lo haces pensando en que durará un año o que podrías venderla en dos o tres años. Si lo haces así incluso puedes perder dinero. “Adquiere acciones a 10 dólares y luego a 20 dólares y sigue comprando”. Buffet recomendó operar poco para evitar gastos por comisiones que afectan ganancias. “Comprando y vendiendo sería más difícil llegar a los 400,000 dólares”.

Ahora la gran duda para Buffett es: ¿volverá a suceder?, pregunta Serwer. En otras palabras, si invirtieras una suma similar y la sostuvieras durante los mismos 76 años existiría el mismo beneficio. Buffett responde que volverá a suceder de manera directa o indirecta. Las empresas en el índice S&P 500 han ganado entre 10 y 15% anual promedio por muchos años. “Lo han hecho, con las administraciones demócratas y las republicanas. El patrimonio crece aún más gracias al interés compuesto y a la diversificación que realizan en empresas con mayor potencial. Concluye la entrevista con la recomendación de Buffett: “Quien decida hacerlo, le funcionará”.

Al terminar de leer la entrevista, la “fórmula del éxito” que he sugerido en éste y otros espacios contiene cuatro ingredientes: 1) conocimiento básico, 2) metodología de inversión, 3) disciplina y 4) paciencia; hace todo el sentido. Si hubiera que agregar algo a ella sería simplemente la recomendación de iniciar el proceso de inversión a la edad más temprana posible.

El autor es director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+. Puedes escribir tus comentarios y dudas al correo [email protected] Lo puedes seguir en su nueva cuenta de Twitter @CPonceBustos.

Carlos Ponce Bustos

Director General Adjunto Grupo Financiero BX+

Entorno Bursátil

En Ixe Grupo Financiero y Grupo Financiero BX+ se desempeñó como Director General Adjunto. Es el creador de la metodología de inversión conocida como “Estrategia Integral C4” para el mercado accionario mexicano. Licenciado en Contaduría Pública egresado de la UNAM. Ha sido profesor en la Universidad Iberoamericana y en el ITESM.