El inicio de cada año viene acompañado de la resurrección de los videntes. Todo tipo de profeta, augur o chamán aparece para presagiar lo que sucederá en los próximos 12 meses. Cada uno lo hace con un fondo particular, pero siempre repitiendo la misma receta: dar un largo listado de cosas que van desde afirmar que frente al sol el hielo se derrite hasta la boda o separación del año.

Por cuestiones de pura estadística, algunos de sus presagios parecen cumplirse mientras que el resto es enterrado en el silencio. El mundo de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) no difiere mucho de esta realidad.

El año comienza con las narraciones acerca de la importancia de la banda ancha, el componente neurálgico de todas las promesas futuras. Aquí, como en Hogwarts, los hechiceros se dividen en casas de conocimiento que definen su posición sobre las redes de trasmisión de datos.

Los valientes, esos equivalentes al Gryffindor de Hermione Granger, tienden a defender la necesidad de la conectividad. Hay que llevar banda ancha en todos sus sabores y colores a todos los rincones del país. No es momento de ponerse nerviosos sino de con coraje y valentía mostrar como un simple servicio sirve para mejorar infinitamente la vida de las personas.

Otros son más calmados al hacer sus premoniciones. Son como Cedric Diggory y el resto de los Hufflepuff los que trabajan de forma ardua para promover la justicia. Una justicia que tiene que ver a los habitantes de todo el país con los mismos derechos y servicios de acceso independientemente de si son inalámbricos o cableados. El pasar del tiempo muestra que son los más leales al afrontar siempre cada una de sus decisiones.

Continúan los que se enamoran del arcoíris y creen encontrar una explicación brillantemente creativa a las cosas más sencillas de nuestro alrededor. Esos Ravenclaw como Luna Lovegood que, al decir noticias que van en contra del dogma aceptado, son aislados. A nadie le interesa escuchar que enfocarse en hablar sólo de fibra o 5G no lo es todo. Hay que caminar antes de correr sin olvidarnos de gatear. Pero el ser humano quiere promesas y aventuras, encontrarse con el superhéroe dormido de su infancia, y de ser posible, comenzar a volar.

Por último, están los que juegan con los espíritus y andan convencidos de que liderazgo se demuestra con astucia, mentiras y ambición. Hacen las predicciones sin importar su veracidad, lo importante es figurar, dar la mano y sonreír. Así como Tom Riddle habla el lenguaje de las serpientes, para los Slytherin el fin justifica los medios.

Quienes llegan en medio de esta colección de aseveraciones puede llegar a perderse en temas técnicos que son hipersimplificados al momento de ser explicados. Mientras cada uno tiene un grado de verdad, lo recomendable sería comenzar a preguntar esas interrogantes difíciles a cada uno de estos pasajeros Nostradamus con el objetivo de alcanzar un mejor acercamiento a la realidad.

A aquellos que hablan de la necesidad de la banda ancha en todos lados les preguntaría que tipo de aplicaciones y contenidos deben acompañar a esas redes que se despliegan en zonas rurales. ¿Cómo es que logra la igualdad digital? ¿Realmente se necesita fibra en todos lados de forma inmediata? ¿Llegará el Internet de las Cosas a alterar la vida de los campesinos en un mundo donde la electricidad es un lujo y no una realidad en las afueras de su finca?

Así como el mismo Voldemort tuvo que enfrentar el abandono de algunos de sus más leales aliados, así debería caer la mentira de los chamanes que venden velocidad y capacidad olvidándose de los contenidos. No todos los muggles necesitan velocidades exorbitantes a corto plazo, su necesidad depende de los contenidos a los que pueda acceder que sean de su interés. Los profetas pueden seguir comentando el futuro, para repetir no hace falta entender.

* José F. Otero tiene más de 20 años de experiencia en el sector de las TIC.

José F. Otero

TIC y Desarrollo

José F. Otero tiene más de 20 años de experiencia en el sector de las TIC. Esta columna es a título personal.

Lee más de este autor