La noche del 9 de abril, ya como coordinador de Redes Ciudadanas de la campaña del PAN a la Presidencia, el sociólogo Rogelio Gómez Hermosillo sostenía un brioso intercambio de ideas con un leal amigo, economista de la UNAM, en una terraza de uno de los nuevos merenderos de la colonia Condesa, una de las zonas más trendy del DF.

De repente, apareció Manuel Camacho Solís en ese local. La cortesía importaba y el dirigente del DIA saludaría comedido y afectuoso, mientras hacía una pausa en la llamada que sostenía vía celular. Unos minutos más tarde, el operador político de Andrés Manuel López Obrador regresaría a intercambiar algunos puntos de vista con el expresidente de Alianza Cívica.

Pero no habría tiempo para profundizar, pues instantes después llegaría la periodista Carmen Aristegui, con quien Camacho se había citado para tomar un café. Ambos personajes, a contrarreloj, rehúyen la lista de espera de la cafetería adyacente y prefieren caminar alrededor del cuadrante que forman las avenidas México y Ámsterdam, entre Teotihuacán y Michoacán.

Aristegui y Camacho dieron un par de rondines y regresaron al restaurante donde Gómez Hermosillo diseñaba la estrategia panista para dejar en la mesa una invitación informal a Josefina Vázquez Mota: los candidatos están convocados a un debate, que tendrá lugar en la cabina de Noticias MVS, de 8 a 10 de la mañana, el 25 de abril.

Hasta ese momento, Andrés Manuel López Obrador era el único confirmado. Los organizadores daban por descontado que la panista también aceptaría. Y cómo no, si ese mismo lunes -aunque más temprano- los nuevos voceros josefinistas se estrenaron con la iniciativa de retar a Peña Nieto a un debate, en el que excluían al candidato del Movimiento Progresista.

Si se aceptara la propuesta de un debate entre los dos punteros , respondió el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, Josefina lo vería desde su casa .

Al margen de las negociaciones en la Comisión de Debates del IFE, que encabeza el consejero Sergio García Ramírez, con la cúpula de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, liderada por Tristán Canales Najjar, en MVS han ofrecido espacios y locaciones para que los candidatos contrasten sus propuestas y defiendan sus postulados ante los micrófonos que coordina Carmen Aristegui.

Desde que iniciaron las campañas, el 30 de marzo, la experimentada presentadora de noticias abrió los micrófonos a los presidenciables y consultó a expertos en derecho electoral y a los consejeros del IFE respecto de las probables violaciones a la legislación, si convocara a un debate.

En el seno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación estaban por desahogarse las quejas interpuesta por López Obrador y los partidos que integran el Movimiento Progresista contra los lineamientos acordados por los consejeros para la celebración de los dos debates que el IFE debe organizar, en obediencia al mandato estipulado en el artículo 70 del Cofipe, cuya señal debe ser transmitida en medios electrónicos, a través de los tiempos oficiales.

A juicio del magistrado ponente, Flavio Galván Rivera, la petición de llevar a cabo 12 debates temáticos era inatendible, pero si los candidatos o los medios de comunicación, en el ejercicio de sus tareas periodísticas, querían convocar a un debate, podrían hacerlo.

Finalmente, el primer miércoles de abril, el equipo de Aristegui citó a los coordinadores de campaña de las tres formaciones políticas más fuertes para que discutieran sobre la agenda electoral. A la primera cita acudieron Roberto Gil Zuarth, por el PAN, y Luis Videgaray Caso, por la coalición Compromiso por México. El petista Ricardo Monreal se vio impedido de atender la invitación, por órdenes de López Obrador.

Andrés Manuel ha planteado -desde hace varios meses-a que se celebren 12 debates cuando menos para poder generar condiciones de equilibrio y que la gente pueda conocer las propuestas de cada candidato , explicó ayer el legislador en el programa de Aristegui, creemos que el debate debe ser entre los candidatos a la Presidencia y no entre coordinadores. Este espacio debió haberse ofrecido a los candidatos. Creemos que el debate no puede ser sustituido, sino que debe ser protagonizado por los actores principales, que son los candidatos .

Ayer, a nombre de MVS, la conductora entregó cartas a los coordinadores de campaña, dirigidas a los abanderados de las tres principales fuerzas políticas para convocarlos al encuentro del miércoles 25. Más tarde, con un mensajero, envió la invitación a Gabriel Quadri, de Nueva Alianza.

En un primer cabildeo con los representantes partidistas, Aristegui cedió a la sugerencia de que la guía temática sea el cuestionario para transformar a México presentado por líderes políticos y sociales.

Involuntariamente -de aceptarse- le darían ventaja al neoaliancista, único entre los candidatos que ha respondido públicamente a las interrogantes.

¿Está de acuerdo con la interrupción voluntaria del embarazo? , formulaba la pregunta número 29. Nadie puede estar en favor del aborto. Pero estoy en favor de que el Estado respete las decisiones de las mujeres y les ofrezca respaldo y apoyo en este caso , respondió Quadri, quien se manifestó en favor de la píldora del día siguiente, de los matrimonios entre personas del mismo sexo y de la despenalización de las drogas.