El pasado viernes el presidente Peña Nieto asistió a la inauguración de la planta automotriz Honda en Celaya, Guanajuato, donde fue recibido por un robot de características humanas, llamado Asimo, quien bailó y saludó a la concurrencia.

Con sus habilidades el robot impactó al ejecutivo, de forma tal que lo consideró en su discurso y dijo: Podría yo incluso hasta sospechar que en algunos años algunos de ellos, o alguna vez se pretenda que un robot llegue a gobernar un estado, un municipio o un país. Esos robots que solamente estén preparados para hacer muy bien las cosas; para ser, verdaderamente, inalterados en sus emociones . (Que carezcan de pasiones, ambiciones, familia, cuates, compromisos y tengan mejor sintaxis –digo yo).

Luego, el mandatario lo pensó bien y expresó: Yo creo que eso no ocurrirá, porque para quienes tenemos responsabilidad social, la de gobernar, algo que será insustituible por la mejor tecnología, o por un robot, es el poder compartir las emociones, los sentimientos, y generar empatías . (Así como procurarse lujos y comodidades; atesorar recuerdos: bienes muebles e inmuebles. Además de asegurar el porvenir económico de sus hijos, nietos, tataranietos y choznos).

La anterior me sugirió una narración de política ficción que dice así:

Ciberdemocracia

Aunque estamos en el año 2064 México vive, internamente, lo que los mexicanos llaman el año 50 D de A CH (Después de la Aprehensión del Chapo), porque fue a partir de la detención del delincuente así apodado y de las delaciones que este hizo, las cuales dieron origen a la detención de más de 25 mil políticos de todos los partidos, así como a la de 10 millares y medio de banqueros y empresarios, cuando en el país comenzó a extirparse el mal de la corrupción.

Las denuncias y acusaciones de Joaquín Guzmán Loera –nombre real del malhechor- sobre sus lugartenientes, prestanombres y protectores, así como las declaraciones y chivatazos de éstos acerca de sus socios y cómplices, fue repercutiendo entre las capas de la sociedad y la política, hasta llegar al más alto nivel, en un imparable, inesperado e inédito efecto dominó que culminó con el destape de la podredumbre nacional.

Ante la putrefacción política la sociedad dio muestras de repudio y los viejos partidos políticos dejaron de existir. Surgieron tres nuevos institutos políticos: el PRPH –Partido Revolucionario Pero Honrado-, el PHHH –Partido Honorable, Honesto y Honrado- y el PHPH –Partido Honrado Pero con Huevos. Este último el más radical.

El 1 de septiembre del 2015 se renovó la Cámara de Diputados, dividida en tercios según los nuevos partidos. Los flamantes legisladores comenzaron a trabajar una Reforma Política, generada por las consultas populares realizadas en todo el país, que, entre otras cosas, contemplaba la erradicación del fuero político y la posibilidad de encarcelar a todos los funcionarios públicos desde el presidente de la República hasta el gendarme de la esquina.

El 1 de septiembre del 2018 dio inicio la LXIII Legislatura, con diputados y senadores de los tres partidos ya mencionados y en proporción muy parecida a la Cámara de Diputados antecesora, cuya Reforma Política propuesta fue aprobada, fast track, por el nuevo Congreso.

El 1 de octubre del 2018 –como lo instituyó la Reforma Política del 2013- tomó posesión, en la Cámara de Diputados, como presidente de la República, postulado por los tres partidos, el doctor Luis Videgaray Caso. Su primer discurso culminó con el histórico enunciado: No permitiré ni la corrupción ni la impunidad. Por el bien de México, quedamos todos detenidos .

Al otro día el presidente salió de la cárcel directo a Palacio Nacional. Se había atrasado en el pago de sus impuestos, los pagó con recargos y multas y asunto arreglado. También por ahí tenía algunos pecadillos veniales de carácter electoral del año 2012 ya prescritos. (Por supuesto que la detención no surtió efecto entre el H. Cuerpo Diplomático invitado, cuyos miembros fueron los primeros en salir de San Lázaro. No fue así con otros invitados. Por poner un ejemplo, el arzobispo de la ciudad de México, Cardenal Norberto Rivera, estuvo ocho meses en el Reclusorio Norte acusado de encubrimiento del cura pederasta Nicolás Aguilar).

Señalan los historiadores que fue entonces cuando comenzó el espectacular auge de México con sus mejores hombres en el gobierno, como el secretario de Educación Pública, el escritor Fernando del Paso, y el Premio Nobel de Química Mario Molina en la nueva súper secretaría de Ciencia y Tecnología.

Algo ineludible de consignar en esta crónica es el ingreso en el año 2019 de la adolescente tamaulipeca Paloma Noyola a la Universidad de Berkeley; así como de los jóvenes Vicente Vázquez Minera y Ángel Reina Shaufelberger al Instituto Tecnológico de Massachusetts. Este trío de brillantes científicos mexicanos, especializados en cibernética y robótica, crearon en el año 2024 el robot jefe de manzana que sirvió de prototipo para crear en el 2025 el robot alcalde, antecedentes de los posteriores robots hasta llegar al robot presidente de la República, gracias al cual, en la actualidad 2064, México es líder mundial y ejemplo universal de democracia.

Continuará...