Sin miedo a equivocarse, varios medios de comunicación, incluso El Economista en sus páginas de opinión de este miércoles, satanizan el ataque de Israel a los buques con ayuda a Gaza. Yo no tomaré partido pero si presentaré la otra cara de la historia y la que no es práctico presentar en varios medios. ¿La razón? No la sé, pero es bueno saber la historia de ambos lados y después formar un juicio. Yo ya tengo el mio. En fin, acá íntegra la información que me llegó del Israel Ministry of Foreign Affairs.

La toma de la flotilla de apoyo al terrorismo de Hamas en Gaza

Puntos de Referencia

31 de mayo de 2010.

1. Existe, entre Israel y el régimen de Hamas, que controla Gaza, un estado de conflicto armado. Hamas lanzó, contra la población israelí, 10.000 cohetes y, en la actualidad, contrabandea –por mar y tierra- armas y equipamiento militar a Gaza, a fin de fortalecer sus posiciones y continuar los ataques.

2. Bajo la Ley Internacional, Israel tiene derecho a proteger la vida de sus ciudadanos de los ataques de Hamas y, en consecuencia, tomar medidas para defenderse, incluyendo la imposición del bloqueo marítimo para dificultar el rearme de Hamas. De acuerdo a la Ley Marítima Internacional, cuando un bloqueo marítimo está vigente, ninguna nave puede entrar en la zona bloqueada.

3. En sintonía con las obligaciones de Israel bajo la Ley Internacional, los barcos participantes en la protesta fueron advertidos, una y otra vez, que el bloqueo marítimo estaba vigente en la costa de Gaza dando, además, coordenadas exactas del área.

4. Israel, de manera repetida, ofreció a los organizadores de la flotilla atracar en el puerto de Ashdod y transferir, la ayuda a Gaza, a través de los cruces terrestres existentes, de acuerdo a los procedimientos establecidos. Los organizadores de la flotilla rechazaron la oferta aduciendo, de modo claro, que esa misión no se trata del envío de equipamiento humanitario, sino de romper el bloqueo israelí.

5. Mientras que, los organizadores, reclamaban estar preocupados por las condiciones humanitarias de los pobladores de Gaza no sentían lo mismo por el destino del soldado israelí secuestrado Gilad Shalit y, cuando se les preguntó al respecto, rehusaron siquiera hacer un llamado público para permitir que lo visite la Cruz Roja Internacional.

6. Cuando quedó claro que, la intención de la protesta de los buques era violar el bloqueo, a pesar de las repetidas advertencias, el personal de la marina israelí abordó las naves de la flotilla, desviándolas hacia Ashdod.

7. Dado el gran número de buques participantes de la flotilla, había necesidad operativa de tomar medidas para reforzar el bloqueo a cierta distancia del área del sitio.

8. La intención de los participantes de la flotilla de resistir al personal de la marina israelí se vio, con claridad, en numerosos reportajes televisivos (30 de mayo) dados por el líder de IHH Bulent Yildrim a bordo del buque Mavi Mara (mientras sostenía, en brazos, a un pequeño). La Armada Israelí se encontró con la oposición violenta. Dos armas fueron encontradas en manos de los manifestantes y cerca de una decena de su personal fue hospitalizado, algunos en condiciones críticas.

9. En Ashdod, la tripulación de la flotilla será descendida y los enseres humanitarios trasladados, por tierra, a Gaza con los procedimientos operativos habituales. Los participantes de la flotilla serán sometidas a los trámites de inmigración, aplicables en caso de tentativa de entrada ilegal.

Además un video:

Acá como los tripulantes atacan a las autoridades de Israel.

¿Cuál es su opinión?

Sígueme en Twitter: @pabloescobedo