El 20 de diciembre del 2012, el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony De Swaan, publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Manual de Organización de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, documento que podría ser simpático si no fuera trágico. Es tan simpático que subordina el Pleno de la Comisión a la voluntad y capricho de su Presidente, es decir, al propio De Swaan, en violación expresa del artículo 8 del Reglamento Interno de la Cofetel (el Reglamento Interno ), que a la letra dice:

Artículo 8o.- El Pleno es la suprema autoridad de decisión en el ámbito de competencia de la Comisión,

La ignorancia jurídica del señor De Swaan llega al extremo de desconocer que en un Estado de Derecho, las autoridades constituidas no pueden darse a sí mismas facultades ni atribuciones; éstas, en todo caso, deben provenir de la ley o de un reglamento expedido por el Presidente de la República en ejercicio de las atribuciones que le confiere el Artículo 89, fracción I, de la Constitución.

Pero esta ignorancia deja de ser simpática para convertirse en trágica cuando analizamos el resto del Manual en el que De Swaan, disfrazado de legislador, reparte generosamente facultades y atribuciones. Y digo que es trágico porque el Manual parece diseñado para no servir. Su legalidad es tan endeble, que toda decisión que se tome con fundamento en el mismo será declarada inconstitucional con un simple soplido por parte de los operadores afectados. ¿Es eso lo que pretende Mony De Swaan?

El Manual atribuye a diversas áreas facultades que no le corresponden a la Cofetel ni conforme al Reglamento Interno ni mucho menos conforme a la Ley Federal de Telecomunicaciones, tales como coordinar la metodología para determinar la relevancia de operadores en el sector y el monitoreo y evaluación de las prácticas de mercado de los operadores para elaborar el listado de operadores con influencia significativa; ambas facultades conferidas a la Comisión Federal de Competencia y no a la Cofetel. ¿Para qué se mete la Cofetel en las declaraciones de dominancia que permiten establecer una regulación asimétrica para los dominantes? Creo que empiezo a entender por dónde va la cosa.

De conformidad con la fracción X y el último párrafo del artículo 8 del Reglamento Interno, es facultad indelegable del Pleno establecer al concesionario de redes públicas de telecomunicaciones con poder sustancial en el mercado relevante de acuerdo a la Ley Federal de Competencia Económica, obligaciones específicas , es decir, una regulación asimétrica al o los operadores dominantes.

Aunque es claro que esta atribución corresponde exclusivamente al Pleno de la Comisión, al legislador De Swaan le pareció necesario que todo el mundo meta su cuchara para hacer el batidillo más espeso. El Manual, con un lenguaje propio de los mejores años de Cantinflas, delega parcialmente esa facultad a diversas áreas, direcciones y subdirecciones. ¿Para qué? Conste que es pregunta.

El desmentido ?al desmentido

El 17 de octubre del 2012, publiqué en este espacio información sobre el mecanismo de triangulación ideado por Mony De Swaan para transferir recursos a terceros a través de la Universidad Autónoma del Estado de México, en violación a la ley de adquisiciones. En ese artículo, informé que según fuentes de la Cofetel, uno de los beneficiarios de esta triangulación fue Peter Bauer, amigo cercanísimo de Mony De Swaan. En un intento de desmentido, el señor Bauer envió una carta a El Economista en la que afirma no tener relación con dicha Universidad y, con su conciencia como testigo, me llama mentiroso. Pues bien, tengo en mi poder el oficio CFT/D06/CGOTI/DIASP/51/12, de fecha 15 de noviembre del 2012, en el que el Director de Integración, Administración y Seguimiento a Planes de la Cofetel informa que entre las empresas que ejecutaron proyectos a cargo de la Universidad Autónoma del Estado de México se encuentra GET Digital. Si usted, curioso lector, busca el perfil del señor Peter Bauer en la red LinkedIn, podrá cerciorarse personalmente de que el señor Bauer es el Socio Director de GET Digital.

Lo verdaderamente triste es que simples ciudadanos tengamos que hacer el trabajo de las autoridades anticorrupción de este país, que ni ven ni oyen lo que no quieren ver ni oír.

Twitter: @gsoriag