El nuevo gobierno manifiesta, a través de varias decisiones, que está dispuesto a realizar lo necesario y posible para mejorar el funcionamiento de la economía y la sociedad. Esto significa quitarse el polvo ortodoxo que definió a los gobiernos panistas.

Sobresale la decisión de no modificar la estructura impositiva, ante la evidencia de un desperdicio de recursos en los tres niveles de gobierno, mediante el gasto público. Resulta injustificable elevar impuestos cuando hay un escándalo en varios estados del país por desviaciones de recursos cuantiosos o por programas innecesarios, producto de la inercia. Estos fueron decididos en el pasado, pero ahora son anacrónicos.

El país tiene posibilidad de usar recursos internos mantenidos en una excesiva reserva monetaria o también recursos foráneos debido al bajo endeudamiento externo, para así emprender importantes obras de infraestructura.

El gobierno actual tiene ambiciosos programas aeroportuarios. Viene el nuevo aeropuerto de la ciudad de México y otros en ciudades de relevancia económica y turística del país. La llegada de Guillermo Ruiz y de Teresa a Aeropuertos y Servicios Auxiliares es una buena noticia por su amplia experiencia en el sector.

México no puede seguir rezagado. A nivel mundial, se estima que se duplicará en unos años el transporte aéreo de personas y mercancias. Y hay países emprendiendo decisiones importantes. En Brasil, la presidenta Dilma Rousseff acaba de anunciar la creación de 800 aeropuertos en ciudades de más de 100,000 habitantes, 13 veces más los aeropuertos existentes, que son 66. La Mandataria brasileña definió así su proyecto:

Es parte de la modernización del país. Rompe con 20 años de políticas exclusivas de austeridad .

La decisión gubernamental de hacer una reforma educativa, anunciada recientemente por el presidente Enrique Pena Nieto, es muy significativa para elevar la calidad, objetivo fundamental en este componente del capital humano. Se trata de subir la calidad de los docentes. Los alumnos comen lo que los maestros digieren. La reforma significa un conflicto político y social, pero se requiere su realización para quitar limitaciones que explican una contradicción: México tiene un alto gasto educativo como proporción del PIB, pero ocupa mundialmente uno de los peores lugares en calidad educativa.

Asociado a ello, está la estructura institucional del sector educativo caracterizada por duplicidades e insuficiente complementariedad.

También es importante la decisión gubernamental de incrementar 15% el presupuesto para ciencia y tecnología. Es congruente con el reconocimiento que hizo en su campaña Peña Nieto.

La promesa fue hacer incrementos anuales y poner en marcha un programa de ciencia y tecnología. Esto es muy significativo porque el país necesita de más recursos para la investigación que permitan disponer de tecnología útil para la salud, la educación y el desarrollo productivo.

También se necesita más coordinación y menos burocracia.

La decisión anunciada contrasta con el abandono que sufrió el sector en el pasado. Un ejemplo: en el sexenio del presidente Vicente Fox, el gasto en ciencia y tecnología tuvo una reducción de 25 por ciento.