Ganó las elecciones, con 53% de la votación, aunque en la segunda vuelta. Lideresa de la Unión Democrática Croata desde hace un cuarto de siglo, Kolinda Grabar-Kitarovic cumplió con una sólida carrera diplomática antes de postularse por la primera magistratura de esa república, exintegrante de Yugoslavia. Desde febrero del 2015 representa a los 4.2 millones de croatas.

La presidenta Grabar-Kitarovic ha alcanzado relieve global gracias a las transmisiones televisivas de la Copa Mundial Rusia 2018. En los cinco partidos jugados por el seleccionado de futbol de su país, ha sido mostrada por las cámaras, enfundada en su casaca cuadrada, festejando efusivamente.

Sólo en el último partido —de cuartos de final, ante el equipo local, en el estadio Fisht— se le vio en un palco, invitada por el presidente de la FIFA. En los anteriores juegos ocupó un lugar en el graderío, que pagó de su bolsa. Igual, su traslado de Zagreb hasta Sochi —en el caso más reciente— o Kaliningrado, Novgorod y Rostov-na-Donu, sedes de la primera fase para el Grupo D. En clase turista, en vuelos de bajo costo, han sido sus traslados. Cada día ha gestionado permisos sin goce de sueldo.

Sin tanto éxito como la premier croata, el mandatario argentino Mauricio Macri también opta por la aviación comercial para sus viajes foráneos. Hace tres años, cuando asumió el poder, el exalcalde de Buenos Aires prescindió de la flota aérea de su propiedad y de los aparatos del Ejército argentino. Ahora aprovecha sus estancias en hoteles y aeropuertos para desahogar su agenda y acordar con sus principales colaboradores.

En este caso, la austeridad aérea era obligatoria para disipar sospechas o conflictos de interés. Pero en febrero del 2017, el presidente argentino y su familia volaron de El Prado a Ezeiza en un vuelo en el que también viajaban dos ciudadanos colombianos, a quienes les incautaron 64,000 pastillas de éxtasis.

“El presidente no puede viajar en vuelos comerciales porque tienen una serie de riesgos que no pueden ser previstos”, censuró Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de Macri, “en este caso no es tan problemático porque lo encontramos y además era droga. ¿Pero si era otro tipo de cosa?”.

Desde entonces, la Presidencia de Argentina busca un Boeing 737 reconfigurado como modelo ejecutivo del 2008, con poco uso. Estarían dispuestos a gastar hasta 50 millones de dólares. Los emisarios de AMLO bien podrían buscar un acuerdo para cederles el TP-01 José María Morelos y Pavón de la Fuerza Aérea Mexicana, ese que ni Obama tuvo.

En el intercambio, los integrantes de la administración entrante podrían obtener más beneficios de los argentinos, que también han afrontado el reto de la seguridad de su presidente. Además del despliegue de los guardias presidenciales, AMLO propuso reducir el descontrol imperante en el uso de los vehículos de Los Pinos.

Muy rápido ha quedado demostrado que es necesario garantizar la seguridad integral del candidato triunfador de los comicios presidenciales para que pueda desempeñar su cargo de manera libre, segura y eficaz. Entre las opciones planteadas en su entorno, está la creación de un equipo especializado en la protección del presidente y algunos altos mandos de la administración pública federal, que dependería de la Secretaría de Seguridad Pública. El modelo argentino consistió en la habilitación de un servicio de Protección de Estado y Custodia. Lo que no queda claro es si éste se extendería a los expresidentes.

EFECTOS SECUNDARIOS

PERFILADO. Ya se escuchan voces, al interior de las Fuerzas Armadas, contra la propuesta de AMLO de regresar las tropas del Estado Mayor Presidencial al Campo Militar número 1. La creencia de que el general DEM Pedro Felipe Gurrola Ramírez —actual inspector y contralor general del Ejército y la Fuerza Aérea desde diciembre del 2017— deberá lidiar con esos temas. Además de haber encabezado las fuerzas especiales que acudieron a pacificar Michoacán y Tamaulipas, el próximo secretario de la Defensa Nacional fue secretario particular adjunto del general secretario Enrique Cervantes Aguirre y agregado militar en la embajada de México en Washington, DC.

¿REVERDECIDOS? Entre los empleados de Banobras hubo sobresaltos cuando —hace unas semanas— notaron la presencia de un DRO en la planta baja de la sede central de esa institución, en Lomas de Santa Fe. El especialista —afortunadamente— no acudió a examinar la sismicidad de la torre, sino a dictaminar sobre la estabilidad y resistencia mecánica de los muros poniente y oriente. En concreto, una superficie de 400 metros cuadrados en la que se construyen dos muros verdes por la friolera de 3 millones de pesos, IVA incluido, según consta en el contrato DAGA/032/2018 suscrito por Leticia del Carmen Pavón Reyes, directora de Recursos Materiales de Banobras, y Francis Vermoden Thibodeau, representante legal de Verde 360 Grados, firma especializada paisajismo arquitectónico, particularmente en el diseño y mantenimiento de jardines verticales y azoteas verdes. ¿Empresa pequeña? El precio pactado por las partes es de 3 millones de pesos.

CHAPULINEANDO. Julio César Ángeles Mendoza era alcalde de Atotonilco de Tula, Hidalgo, cuando decidió competir por la candidatura de Morena para el V distrito en aquella entidad. El cabildo le dio permiso y, después de la campaña, recibió 102,982 votos, casi 50% de los sufragios emitidos el 1 de julio. Ángeles Mendoza ha estado tras las rejas en dos ocasiones, ambas por el delito de peculado. La última, acusado por un moche de 202 millones de pesos negociado con el Consorcio Aguas Tratadas del Valle de México, pero salió con un amparo federal. Tras de recibir su constancia de mayoría, retomó la presidencia municipal. ¡Órale!

alberto.aguirre@outlook.com

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.