El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha podido reducir el número de delitos que se cometen en el país. Esto lo indica el más reciente reporte de la incidencia delictiva del fuero común para el periodo enero-noviembre 2021 difundido el lunes pasado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Para empezar, el número de delitos que se cometieron en los primeros 11 meses de este año fue 10.9% superior a los registrados para el mismo periodo de 2020: 1 millón 871,808 vs 1 millón 687,148.

El reporte muestra las cifras de 100 delitos agrupados en siete categorías. Estas son delitos contra: 1. La vida y la integridad corporal; 2. La libertad personal; 3. La libertad y la seguridad sexual; 4. El patrimonio; 5. La familia; 6. La sociedad, y; 7. Otros bienes jurídicos afectados. En ellas se registraron aumentos de 8.7, 9.8, 27.8%, 6.5%, 16.3%, 3.0% y 16.3%, respectivamente.

Cada una de las siete está a su vez dividida en subcategorías, como sigue:

1. Delitos contra la vida y la integridad corporal: homicidio, lesiones, feminicidio, aborto y otros delitos contra la vida y la integridad corporal. En todas ellas aumentó la incidencia: 1.3%, 9.6%, 2.8%, 12.3% y 24.2%, respectivamente.

2. Delitos contra la libertad personal: secuestro, tráfico de menores, rapto y otros delitos contra la libertad personal. En la primera de estas hubo una disminución del 24.7% y en las tres restantes se registraron aumentos del 64.7%, 6.1% y 11.3 por ciento.

3. Delitos contra la libertad y la seguridad sexual: abuso sexual, acoso sexual, hostigamiento sexual, violación simple, violación equiparada, incesto y otros delitos contra la libertad y la seguridad sexual. En todas estas se registraron aumentos de 23.5%, 25.7%, 17.1%, 23.1%, 42.0%, 200.0% y 43.3 por ciento.

4. Delitos contra el patrimonio: robo total, fraude, abuso de confianza, extorsión, daño a la propiedad, despojo y otros delitos contra el patrimonio. Aquí también hubo un incremento en todas las subcategorías de 0.3%, 30.6%, 23.2%, 9.3%, 18.5%, 15.7% y 4.9%, respectivamente.

5. Delitos contra la familia: violencia familiar, violencia de género en todas sus modalidades distinta a la violencia familiar, incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar y otros delitos contra la familia. De nuevo, hubo un aumento en todas ellas, de 15.5%, 4.3%, 33.8% y 10.8%, respectivamente.

6. Delitos contra la sociedad: corrupción de menores, trata de personas y otros delitos contra la sociedad. Aquí los aumentos fueron de 6.4%, 15.7% y 1.1 por ciento.

7. Delitos contra otros bienes jurídicos afectados: narcomenudeo, amenazas, allanamiento de morada, evasión de presos, falsedad, falsificación, contra el medio ambiente, delitos cometidos por servidores públicos, electorales y otros delitos del fuero común. En todas estas subcategorías menos una, la de delitos cometidos por servidores públicos, aumentó la incidencia por 8.6%, 14.8%, 8.9%, 12.8%, 47.1%, 8.1%, 7.3%, 601.0% y 22.5%, respectivamente. La baja en delitos de funcionarios fue de apenas el 1.5 por ciento.

En resumen, sólo se registró un descenso de la incidencia en dos de las 40 subcategorías.

Los números no mienten e indican, sin lugar a duda, que el gobierno de AMLO ha sido incapaz de proporcionarle mayor seguridad al pueblo que tanto dice amar.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor