Jalisco se localiza en el occidente de México. en el 2016 su superficie agrícola sembrada fue de más de 1 millón 640,000 ha, representando 7.5% nacional (Sagarpa, OEIDRUS, Jalisco); mientras que en el 2015 su Producto Interno Bruto (PIB) agroalimentario (primario más agroindustrial) ascendió a 124,600 millones de pesos, 12% del nacional (Inegi, 2016), exportando productos agroalimentarios a más de 67 países en el mundo (IIEG, con datos de SHCP).

Las principales redes de valor por su producción son huevo, carne de bovino, de porcino, maíz, leche, pollo, aguacate, entre otras, ocupando en algunas los primeros lugares a nivel nacional y otras en pleno crecimiento como la mora azul y el limón persa.

En su actividad agroindustrial destacan la producción de tequila, aceites, azúcares, almidones, alimentos balanceados, entre otros.

Tomando en cuenta lo anterior, el sector requiere un importante nivel de inversión, por lo que en Jalisco FIRA, integrante de la Banca de Desarrollo que coordina la SHCP, se enfoca en atender de manera integral las necesidades de crédito de las empresas, ofreciendo conjuntamente con las instituciones financieras, los productos financieros y plazos adecuados para cada tipo de actividad económica, inversión y proyecto, que permita a las empresas obtener los mejores beneficios del crédito.

En este sentido, la inversión para ampliación y modernización de infraestructura, establecimiento de cultivos de larga maduración y equipamiento diverso que contribuyen a dar mayor competitividad a las empresas se financia a través del crédito refaccionario, simple y arrendamiento, la liquidez para la operación de las empresas mediante créditos de avío, capital de trabajo y para apoyar la fase de comercialización del crédito prendario, reportos, factoraje financiero, entre otros.

Otro aspecto importante a considerar es utilizar el canal de financiamiento más adecuado y eficiente de acuerdo al tamaño de los productores y empresas, vinculando a los de menor ingreso con intermediarios financieros no bancarios, ya que han dado acceso al crédito a un mayor número de este tipo de productores. para la atención de los medianos y grandes, la banca comercial, tanto del área pyme como de empresas, es el canal principal.

Derivado de lo anterior, el crecimiento del flujo de crédito de FIRA en Jalisco en los últimos años ha mostrado un importante dinamismo al pasar de 9,922 millones de pesos en el 2011 a 18,930 millones de pesos en el 2016 en donde se han canalizado a 99 redes de valor en las que destacan el maíz, bovino carne, financiamiento rural, huevo, caña de azúcar, leche, aguacate, trigo, agave, ajonjolí y jitomate, beneficiando a 36,012 acreditados, 90% de estos pertenecientes a población prioritaria. En el 2017 se espera superar estos resultados.

Además de apoyar la inversión productiva a través del financiamiento, FIRA promueve la vinculación e integración de las redes de valor para mejorar su productividad y competitividad. en la siguiente entrega comentaré algunas de las acciones que FIRA está implementando al respecto.

*Sergio Rojas López es residente estatal de FIRA en Jalisco.

[email protected]

La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA .