El gasto de bolsillo mexicano en salud es de los más elevados del mundo, pese a los esfuerzos presupuestales que elevaron el gasto en salud de 5.1 a 6.4% del PIB.

Los esfuerzos en materia de salud en México en la última década son innegables, pero eso no quita que los faltantes aún son enormes. Cuando en el 2003 el gobierno foxista arrancó con el Seguro Popular -encabezando el esfuerzo el entonces Secretario de Salud, Julio Frenk-, uno de los objetivos era reducir el elevado gasto de bolsillo de los mexicanos en salud.

El gasto que desembolsaban las familias en su salud representaba más de la mitad de gasto total en salud, como en ningún otro país. Era, proporcionalmente, el más elevado del mundo. Y este gasto, que en una gran parte es catastrófico, es empobrecedor.

Había que bajarlo a toda costa. Se decidieron y el Congreso aprobó las inversiones presupuestales multimillonarias que permitieron elevar la cobertura y permitir que ahora esté cubierto con servicios de salud más de 90% de la población.

Sin embargo, el objetivo de reducir el gasto privado en salud no se ha conseguido. Pese a los esfuerzos presupuestales de la última década, el gasto en salud en México sigue recargado mucho en el bolsillo familiar.

De acuerdo con un documento que sobre el sector salud mexicano acaba de emitir pwc, el gasto en dicho rubro como porcentaje del PIB en México aumentó de 5.1 a 6.4% del 2000 a la fecha. Aún así, continúa por debajo del promedio de América Latina que es de 6.9 por ciento. Y si se considera el gasto per cápita en salud, la diferencia es aún más significativa. El promedio de este gasto en los miembros de la OCDE es 3,233 dólares PPA per cápita, mientras que en México es de menos de una tercera parte. Y la situación es más delicada si consideramos que casi la mitad sigue siendo gasto de bolsillo: bueno, al menos ya representa lo mismo que el gasto público: 48 por ciento. Pero sigue siendo de los más altos del orbe.

Denominado Convergencia y oportunidades en el Sector Salud. Doing Business in Mexico: guía para una inversión inteligente , el documento realizado por la práctica del sector salud de pwc ubica que uno de los principales retos que afronta el sector salud mexicano es el aumento de calidad en los servicios: Y es mayor si se piensa en las restricciones presupuestales impuestas por un difícil entorno económico mundial .

Buscando que sea un documento obligado para todo aquel inversionista que desee incursionar en negocios de la salud en México, el informe de pwc ubica entre los grandes retos: el financiamiento a la salud, la cobertura universal, la calidad de la atención, el alza en los costos y el acceso a servicios. En ese contexto, los expertos de pwc plantean que México espera seguir invirtiendo en salud y pasar de, aproximadamente, 6.4 a 10% del PIB en esta misma década. Nuestro rezago es notorio considerando que los miembros de la OCDE y BRICs han elevado en la última década el gasto en salud de 9.9 a 14.4% del PIB, aunque ya sabemos que elevar el gasto público no lo es todo.

Pwc insiste en que el mayor reto del sector salud está en lograr la convergencia de sus actores. Identifica oportunidades y soluciones, que propone como fundamentales, exponiendo elementos claves del sistema de salud mexicano y su mercado y refiriendo también nuevos modelos de atención a la salud, estrategias para el acceso a medicamentos, aspectos regulatorios relevantes, así como disposiciones fiscales y de comercio exterior para la industria de la salud.

Entre muchos otros puntos, el documento habla de telemedicina como una opción para cubrir mejor a poblaciones alejadas; del rumbo hacia una medicina personalizada (o en el caso de México, dice, medicina estratificada por subpoblaciones), y también trae un capítulo de las aún no bien aprovechadas asociaciones público-privadas. Definitivamente, es un informe que vale la pena revisar.

Más cambios en farmacéuticas

Nos enteramos de que el brasileño Osvaldo Gola deja la estafeta de GlaxoSmithKline en México. La próxima semana, le suplirá José Alberto Peña, quien era director de Glaxo en Hong Kong. Ya es viejo conocido en Glaxo aquí, pues antes ya había estado a cargo del área de Vacunas. Gola regresará a Brasil a hacerse cargo de una posición regional más estratégica pero sin tanta presión como lo es una Dirección General en cualquier farmacéutica.

Twitter: @MaribelRCoronel

mrcoronel@eleconomista.com.mx