¿Suicidio político? Nadie entendió por qué Alejandro Murat Hinojosa anticipó su salida del Infonavit. La legislación oaxaqueña le daba oportunidad de que este viernes dejara esa posición en el gabinete, en pos de la candidatura al gobierno de Oaxaca. Sesionaba la junta directiva de ese organismo y el primer punto del orden del día era autorizar la separación del cargo para el joven funcionario peñista.

El representante del sector obrero, Carlos Aceves del Olmo, inició el periplo de elogios para el prospecto. Pero nadie tuvo duda del afecto oficial, después de la intervención de Rosario Robles, quien en su anterior encargo permitió la promoción de Héctor Pablo Ramírez Puga.

Tu has demostrado lo que eres y lo que puedes ser , expresó al director saliente del Infonavit. La titular de Sedatu no fue más allá y dejó en manos del partido otras decisiones. ¿Y si Murat fuera candidato del Partido Verde?

En las negociaciones del PVEM con el PRI rumbo al 2016, hay por lo menos cuatro gubernaturas en pugna: Quintana Roo, para Jorge Emilio González; Zacatecas, para Carlos Puente, y tal vez Oaxaca y Aguascalientes. Las condiciones actuales, con la irrupción de Morena y los independientes, complicaron el escenario. Y Manlio Fabio Beltrones no está en el ánimo de ceder, aunque otras esferas del peñismo consideran que ahora más que nunca los verdes pueden hacer la diferencia ante el avance de las oposiciones.

En el 2015, por las malas maniobras de Nueva Alianza, los verdes tuvieron un crecimiento exponencial: fueron en una alianza con el PRI que les dio 25 distritos (de 50 posibles) y una bancada de 47 legisladores sandía . Aunque en San Lázaro, Jesús Sesma y César Camacho no han transitado con facilidad. Después de la instalación de la Legislatura, cinco diputados verdes se han pasado a las filas del tricolor.

Ojo por ojo. En el próximo periodo ordinario de sesiones, podrían haber más de 60 legisladores verdes, en caso de que las fisuras entre los aliados que llevan a Enrique Peña se profundicen. Mucho depende de las definiciones por las 12 gubernaturas que estarán en juego el próximo año.

¿A quién obedecen los verdes? Hasta antes de la embestida contra Arturo Escobar, era imposible definirlo. El descrédito del subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana resultaba una razón suficiente para el rompimiento. Antes, está el desplazamiento del Niño Verde, a costa del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, quien colocó a una veintena de legisladores federales en la última elección, principalmente, por su intención de figurar en la definición del 2018.

En el intento, habría tenido el consentimiento de la contraparte priista. Pero en el Palacio de Cobián, donde se definen en última instancia candidaturas y posiciones en el gabinete federal, no estaban conformes.

Arturo Escobar deberá afrontar su futuro a mediados de la próxima semana. A la superioridad hizo saber que estaba resignado a no regresar al cargo, pero su equipo se atrincheró en la dependencia federal. Los verdes quieren mantener cargo y posiciones, ya sea que el ex diputado federal regrese con plenas funciones, o que Ruth Zavaleta lo sustituya.

En la víspera de esa definición, están enfilados el ex presidente del PRI-DF, Mauricio López; Laura Carrera, ex funcionaria panista, y Xiuh Guillermo Tenorio Artigas. Pero el Verde reclama la posición y los pevemistas están engallados desde que hace un año prometieron conquistar a 10% del electorado y frenar a Morena. Promesa parcialmente cumplida, por culpa de Encuentro Social y los independientes. Pero sobre todo, porque el hartazgo social busca desechar a lo peor de la política mexicana.

En las altas esferas del peñismo saben que lo peor del PVEM está encarnado por la camarilla del Niño Verde. Eso es lo que explica la caída de Escobar. Y la asonada de Manuel Velasco, quien podría recuperar la marca, si los golpes recientes no llegan a las instancias judiciales.

La historia de Quintana Roo no tendrá como protagonista a Jorge Emilio. Zacatecas es un misterio. ¿Y Oaxaca? En la dirigencia priista saben que el pleito entre José Murat y Ulises Ruiz puede hacerlos perder y que si no hay arreglo entre ellos, ni el director saliente del Infonavit ni el senador Eviel Pérez Magaña tienen posibilidades de triunfo. Lo peor de todo es que Morena podría quedarse con esa posición.

¿Y Manlio Fabio? Su método de candidaturas de unidad probará su eficacia en Durango, donde será nominado Esteban Villegas, y en Tlaxcala. Ambas gubernaturas podría perderlas el PRI, no obstante esos afanes unitarios.

Quedan 10 candidaturas por definir. Y el PVEM está en pie de guerra.

EFECTOS SECUNDARIOS

RAREZAS. Los 125 alcaldes electos del Estado de México deberán asumir su cargo el 1 de enero, pero a partir de mañana rendirán protesta al cargo... Las vacaciones forzaron a este peculiar ejercicio en el que durante tres semanas convivirán los salientes y los entrantes, quienes serán acompañados en su mayoría por el mandatario Eruviel Ávila. ¡Órale!

DERROTAS. El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, sufrió un duro revés, luego de que un juez federal otorgara la suspensión provisional al ex director de Exportadora de Sal, Jorge Humberto López Portillo Basave, quien había sido inhabilitado 10 años del servicio público y multado por 90 millones de pesos. El ex servidor público no deberá figurar en la lista negra.

[email protected]