Vamos apostar estimados amigos que pierden el tiempo en este espacio, a que no tardan legisladores del PAN y PRD de las cámaras de Senadores, Diputados y la que quiere ser, sólo que la Reforma Política se lo permita: la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que pedirán comparezca’’ Alfredo Castillo Cervantes.

¿Qué Que Que Que Que Qué? Esbozaran las interrogantes. Nos cuentan los oráculos de la fe, que así será. ¿Para qué? Simple, tratar de limpiar a dos senadoras de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN): Iris Vianey Mendoza y Luisa María Calderón Hinojosa COCOA’’, respectivamente. La segunda es hermana del expresidente Felipe Calderón.

Las historias la conocen. Una por ser demasiado fiestera y acudir a cualquier llamada a misa y después al jolgorio. La segunda, por su todavía resentimiento de no haber sido gobernadora de Michoacán, aún con el apoyo de su hermano y todo el aparato federal, bastión que siempre fue del partido del Sol Azteca y quería pintarlo de azul, aunque quedo tricolor.

Las dos son michoacanas. Vianey Mendoza pidió permiso’’ para que la indaguen y COCOA’’, porque en un video de noviembre del año pasado, Servando Gómez Martínez La Tuta’’, quien abandono la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), porque no deja nada el sindicalismo aunque sea opositor’’, sino la siembra de mota y la adormilera Amapola, la acuso que pidió pago de piso político’’ durante su candidatura.

Sólo vamos a mencionar esos dos casos de Michoacán, olvidemos a los que piden el moche’’ a municipios y Estados para dotarlos de recursos federales, que algunos de esos pequeños varitos’’ son parte de nuestro jugoso’’ salario, lo que se avecina según nos cuentan los que saben será eso, para crear otra cortina de humo.

Los que tratamos, no conocemos’’ al Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral para Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, sabemos cómo actúa. Si no le dan carta blanca’’, mejor no se mete. Así resolvió varios entuertos en el estado de México, cuando El Astroboy’’ Enrique Peña Nieto, gobernaba la vecina entidad de la capital.

Que se reunió Castillo Cervantes con Juan José Farías El Abuelo’’ la semana pasada en un encuentro a la que asistieron todos los interesados, va acompañado con la confianza que le otorgó el presidente Peña Nieto y si el mencionado es el responsable de los hermanos Valencia, aquellos aguacateros que descubrieron que sus rutas de distribución a Estados Unidos, servían también para llevar estupefacientes y goma de opio, es otra cosa.

Que se rasguen las vestiduras el PRD y el PAN, será parte de espectáculo. Acaso no recuerdan que varios perredistas y panistas o quienes han servido a gobiernos de Michoacán y Federal, hicieron lo mismo. Eso está documentado. No aceptado, pero tampoco desmentido. Serían otras historias.

Lo que no se vale es que salga el Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, se burle de la inteligencia que algunos mexicanos si tienen. De que se ha dado seguridad y paz a 27 municipios michoacanos, cuando esa entidad la componen 113 y como dirían los jóvenes falta un buen’’.

O lo que dijo el futuro Fiscal General de la Federación, Jesús Murillo Karam, que alguna razón debe haber habido y no necesariamente una mala razón, puede ser incluso, una buena razón’’, sobre el encuentro de Castillo Cervantes con el jefe de seguridad del clan Valencia, El Abuelo’’.

Como diría el refrán: No me ayudes compadre’’. Porque ni justifican la afirmación del actual abogado de la nación y sí siembran más dudas, que verdades. No les parece.

¿Es pregunta?

COMMODATO

Sí es que los sectarios líderes de Los Caballeros Templarios’’, cumplen la amenaza que llevaran a cabo un contraataque con todo’’ ante el acoso que los tiene sometido la Federación y el estado de Michoacán, ahí si hay que tener cuidado. No desviarse de aspectos medulares por razonamientos políticos, sino estratégicos.