En el 2019, el INE va a entregar a los siete partidos que ahora tienen registro 4,965 millones de pesos para su financiamiento. En el 2018 fueron 3,734.7 millones de pesos. El aumento es de 1,230.3 millones de pesos. El crecimiento de 33 por ciento.

El monto de los recursos asignados a los partidos es para su financiamiento en un año no electoral. Ahora sólo es para el pago de su operación que implica salarios, rentas de edificios, comunicaciones, capacitación, publicaciones y otros rubros.

La mayor cantidad corresponde a Morena que tiene 1,628 millones de pesos, que implica 32.8% del total. En el 2018 obtuvo 414.9 millones de pesos. El aumento es de 1,213.1 millones de pesos. El crecimiento es de 292.3 por ciento.

Le sigue el PAN que recibe 900.8 millones de pesos. En el 2018 tuvo 827.9 millones de pesos, lo que supone un aumento de sólo 72.9 millones de pesos. El crecimiento es de 8.8 por ciento.

El PRI ahora tiene 849.3 millones de pesos. En el 2018 tuvo 1,049 millones de pesos que implica una reducción de 199.7 millones de pesos. La pérdida es de 19.03 por ciento.

Después viene el PRD que obtiene 422.5 millones de pesos. En el 2018 alcanzó 496.1 millones de pesos, que es una reducción de 73.6 millones de pesos. La pérdida es de 14.83 por ciento.

El PVEM recibe 403.9 millones de pesos. En el 2018 obtuvo 368.5 millones de pesos, que es un aumento de 35.4 millones de pesos. El crecimiento es de 9.6 por ciento.

Al MC le corresponden 389.5 millones de pesos. En el 2018 recibió 341.5 millones de pesos, que es un crecimiento de 48 millones de pesos. El aumento es de 14.05 por ciento.

El PT obtiene 371.2 millones de pesos. En el 2018 tuvo 236.8 millones de pesos, que es aumento de 134.4 millones de pesos. El crecimiento es de 56.7 por ciento.

El presupuesto de cinco partidos crece. De manera notable, el de Morena (292.3%) y el del PT (56.7 por ciento). Y en menor medida, el MC (14.0%), el PVEM (9.6%) y el PAN (8.8 por ciento).

El PRI y el PRD ven disminuido su presupuesto. En el caso del PRI, 19.03% y en el del PRD, 14.83 por ciento. Ahora estos dos partidos están en una crisis que va más allá de los recursos económicos.

En caso de que el TEPJF decida confirmar la pérdida del registro del PES, los montos aquí planteados no se cambian. Y si decide que lo mantiene, el PES recibe 283 millones de pesos, que afectarían marginalmente los montos ahora asignados a los otros partidos.

La cantidad de recursos que dispone Morena le da una amplia ventaja sobre los otros partidos. El gran presupuesto del que ahora dispone le va a permitir crecer en todo el país.

En las pasadas elecciones fue López Obrador y no el partido quien empujó la votación. Los electores votaron a los candidatos de Morena sin conocerlos, porque se los pidió el candidato a la Presidencia.

Los partidos son necesarios para el funcionamiento de la democracia, pero en el marco de la discusión sobre la austeridad debe contemplarse el monto de los presupuestos que ahora les asignan.

raguilar@eleconomista.com.mx

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.

Lee más de este autor