La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, recibió ayer el Dictamen Técnico del Incidente Ocurrido en la Línea 12, en el Tramo Elevado entre las estaciones Olivos y Tezonco,  entre  las columnas 12 y 13 y Análisis de Causa Raíz, realizado por la noruega DNV

El documento explica que “El alcance de la investigación de DNV sobre el siniestro (…) se limita al dictamen preliminar (Fase I),  investigación  de la causa inmediata  (Fase II) y el ACR (Fase III).  El objetivo del proyecto es identificar la(s) causa(s)  del colapso (…) así como desarrollar recomendaciones para prevenir la recurrencia de este evento o eventos similares en el futuro”.

Hay que ser un experto para entender la mayor parte del documento de 64 páginas, pero no para entender los Hallazgos Preliminares en la Fase I:

“… el incidente fue provocado por una falla estructural,  asociada al menos a las siguientes condiciones identificadas hasta ahora:

“Deficiencias en el proceso constructivo: Proceso de soldadura de los pernos Nelson; Porosidad y falta de fusión en la unión perno–trabe; Falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente; Diferentes tipos de concreto en la tableta, Soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas; Supervisión y control dimensional en soldaduras de filete.

“Derivado de  la revisión física y documental: Operativamente la L 12 venía trabajando en condiciones normales, de acuerdo con sus protocolos o programas de traslados y como parte de sus actividades preventivas, se cuenta con las evaluaciones de condición de ruedas metálicas; Los componentes de las vías, rieles, gabinetes y motores de interruptores se observan en condiciones normales, cumpliendo con los protocolos de mantenimiento rutinario, de acuerdo con la  inspección visual en el área analizada; DNV está en proceso de revisión de la información complementaria, relacionada con posibles reparaciones y rehabilitaciones realizadas posteriores a la construcción; DNV está en proceso de revisión de la información complementaria, relacionada con el impacto de la operación cotidiana sobre la estructura”. 

DVN explica que para elaborar el dictamen final:

“Continuará revisando los planos de construcción del tramo y realizará cálculos para determinar las discrepancias entre diseño y construcción que ya hayan sido identificadas y sus posibles consecuencias".

“Supervisará las pruebas y análisis destructivos de las muestras extraídas (concreto y acero) para confirmar el cumplimiento de la especificación de los materiales utilizados en la construcción".

“Supervisará las pruebas y análisis destructivos en la posible falla principal (considerada única e irrepetible) para determinar si hay evidencia que indique que se aplicó una condición de carga inusual al sistema, como lateral-torsional, que puede inducir el pandeo de las viga de acero”.

En pocas palabras: el colapso se debió a deficiencias en el proceso constructivo realizado entre el 2008 y el 2012 y hasta ahora nada indica que se debiera a fallas de mantenimiento de la L12 desde diciembre del 2018 a la fecha. El Dictamen confirma lo que el domingo pasado publicó el diario The New York Times sobre las causas del colapso.

En resumen: Claudia 1-Marcelo 0.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor