La "mano" que nos toca jugar no es favorable - incertidumbre respecto al euro y desalentadores datos de actividad en Estados Unidos y China, pero aún existen "cartas bajo la manga", que bien jugadas podrían mejorar el sentimiento de mercado.

El presidente español, Mariano Rajoy, planteó este fin de semana la creación de una "unión bancaria europea", que permita a las entidades financieras solicitar ayuda directamente al fondo de rescate europeo (ESM).

La idea ha sido rechazada por Alemania, pero cuenta con la venia del nuevo gobierno francés, encabezado por François Hollande. Por otro parte, los inversionistas se han generado expectativas en torno a la próxima reunión del Banco Central Europeo que se sostendrá este miércoles. Mario Draghi, presidente del consejo, desde que asumió el cargo a fines del 2011, se ha mostrado más "activo" que su antecesor (Jean Claude Trichet), prueba de ello fue el programa LTRO.

En Estados Unidos, donde los datos continúan desencantando (las órdenes de fábricas cayeron 0.6% en abril), se han creado expectativas en torno a un nuevo programa de política monetaria no convencional ¿ quantitative easing 3?

En China, el PMI de servicios se mantuvo en terreno expansivo durante mayo, pero perdió fuerza, al bajar de 56.1 a 55.2 puntos, confirmando la desaceleración de la economía. Así, los inversionistas confían en que las autoridades implementarán políticas monetarias y fiscales pro-crecimiento.

En Latinoamérica, destacó la publicación de los índices IMEF en México (similares a los ISM y/o PMI), los que sorprendieron positivamente, manteniéndose en terreno expansivo y aumentando. El índice de manufacturas subió de 52.5 a 54.3, superando el 51.9 estimado. En tanto, el índice de servicios pasó de 53.1 a 55, sobre el 53 estimado.

En una jornada errática, sin convicción, los principales índices bursátiles de Wall Street cerraron con resultados mixtos.

El Nasdaq subió 0.5%, el S&P 500 prácticamente no varió y el Dow Jones cayó 0.14%. La volatilidad cedió en la jornada, pero se mantiene elevada - índice VIX en 26 puntos. Tras alcanzar el nivel más bajo en al menos 60 años, la tasa del bono del Tesoro americano a 10 años subió 7pbs, cerrando en 1.52 por ciento.

Las bolsas en Latinoamérica cerraron con caídas, con la excepción del Bovespa brasilero que anotó un alza marginal de 0.3%. Las caídas estuvieron encabezadas por el IPSA de Santiago (1.7%), seguida de la bolsa colombiana (1%). Más atrás, Lima cayó 0.6%, México retrocedió 0.3% y el Merval de Buenos Aires bajó 0.2 por ciento.

Europa cerró con resultados mixtos. España rebotó casi 3%, mientras que la bolsa de Milán subió 1.2%. Entre los grandes, Francia subió 0.14%, mientras que Alemania cayó 1.2% y el FTSE de Londres perdió 1.1%. El Euro se recuperó levemente, subiendo 0.5%, llegando a niveles de 1.25.

Dado el desfase de horarios, las bolsas asiáticas se alinearon a las caídas de los mercados occidentales del viernes pasado. China cayó 2.7%, similar a Corea y Taiwán, mientras que el Nikkei japonés bajó 1.75.

* Frases de William Shakespeare, escritor británico.