El pasado 2 de agosto la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) emitió un comunicado junto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el estado de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) en México. Desde esa ocasión, se han escuchado numerosas voces analizando estos resultados y, aunque las interpretaciones han sido distintas, parece existir un consenso de que, en palabras del diputado Gerardo Flores: Algo no se hizo bien durante la administración del presidente Calderón en el rubro de la sociedad de la información .

¿Cuáles son las cifras de Internet publicadas por la Cofetel y el INEGI que han causado tanta polémica? Según el comunicado de prensa conjunto, para abril del 2011, sólo 30% de los hogares de México (un total de 9 millones) contaba con una computadora y apenas 23.3% de los hogares (6.9 millones) contaba con acceso a Internet. Asimismo, el comunicado indicaba que, para la fecha en que se efectuó la encuesta, había 42.4 millones de usuarios de computadoras y 37.6% de usuarios de Internet en el país.

Lo primero que destaca de estos resultados es que 23% de los hogares con computadora en México no la utiliza para conectarse al Internet. Lo interesante es que, si se utilizan las cifras del INEGI que indican que hay 4.1 personas por hogar en el país en promedio, nos encontramos que 9.3 millones de mexicanos sólo pueden conectarse al Internet desde fuera de su hogar en lugares como, por ejemplo, cafés Internet, escuelas, universidades o desde el trabajo.

Otro dato que debe llamar la atención se observa en el Índice de Banda Ancha para América Latina, publicado por Signals Telecom Consulting en julio del 2012, que muestra que las velocidades mínimas de banda ancha que comercializan los principales operadores de telecomunicaciones en México comienzan en los 2 Mbps de velocidad de transmisión. En otras palabras, la oferta en términos de velocidad en México se compara favorablemente con la de la gran mayoría de los países latinoamericanos.

¿Cómo ha sido el crecimiento de Internet en México desde abril del 2011? Si nos centramos sólo en las líneas de banda ancha reportadas por Telmex y Televisa durante los primeros tres meses del 2012, observamos que el número total de accesos de alta velocidad de estas dos empresas sobrepasa los 9 millones de líneas. Asimismo, si somos ultra conservadores y consideramos que sólo 10% de los abonados pospago (ignoremos la gran demanda por servicios prepago de Internet inalámbrico que existe en el mercado) de Movistar y Telcel cuenta con módem USB, nos encontramos con alrededor de 1 millón de usuarios a banda ancha móvil en el país. Sin embargo, el crecimiento en otros países de América Latina continúa siendo más acelerado. ¿Por qué?

La falta de coordinación gubernamental ha dejado en manos del sector privado el desarrollo de los servicios de banda ancha. Es por tal razón que es urgente la implementación de una iniciativa para el fomento de las TICs. Nótese que digo TICs y no simplemente banda ancha, pues brindar acceso es sólo el primer paso para tratar de disminuir la brecha digital. Debe ser un plan que incluya como requisito indispensable la velocidad y contenido. Una conexión lenta a Internet implica grandes barreras en la actualización del software. En casos más extremos, impide la utilización de herramientas de teleducación o telemedicina.

¿Cuán difícil es incrementar el uso de Internet en zonas rurales para reducir la brecha digital? Para responder esta pregunta, me remito al comentario que hizo el gerente de Comunicación Corporativa de Telmex, Renato Flores, a Signals Telecom News al preguntarle sobre los programas para promover Internet de su empresa: Nos dimos cuenta de que sólo con proveer conectividad a alumnos no era suficiente porque, en muchos casos, también se tuvo que capacitar a los maestros para que ayuden en el uso de las TIC. Es decir, empezamos a educar a niños en el uso de las TICs y nos dimos cuenta de que también había que capacitar a maestros y a los padres de esos niños. Tuvimos que dar educación integral .

Imagino que Telmex no es la única empresa que para incrementar el uso de Internet en zonas rurales ha tenido que ir más allá de brindar sólo acceso. Es por esta razón que el nuevo gobierno de México tiene la difícil responsabilidad de unificar al sector de telecomunicaciones –no en el diagnóstico sino en el método e implementación del plan a ser utilizado- para impulsar las TICs en el país.

*José F. Otero es presidente de Signals Telecom Group.

Twitter: @Jose_F_Otero