Clásico en regímenes priístas, panistas y perredistas. Se les hizo de nueva cuenta bolas el engrudo. Pero por ellos votamos, que es lo peor. Aunque, Ángel Aguirre Rivero, gobernador de Guerrero, entre que se despinta de tricolor y negro-amarillo, es muestra de la nueva casta divina que propaga: la dilación, la mentira y la simulación.

Luego que se presentó ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para declarar’’, según él –debería haberlo hecho ante la PGR- y sus huestes limpiabotas, logró con ello, aparecer en la foto, pero aportar algo de verdad histórica, como establece la impartición de justicia en Ayotzinapa, aún no hay nada y no habrá nada.

¿Quién va a responder? Por la muerte de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa: Jorge Alexis Herrero Pino y Gabriel Echeverría de Jesús y él héroe, ese sí, anónimo, que no va a recibir ningún homenaje en Televisa o TV-Azteca u órgano oficial:

Gonzalo Miguel Rivas, que evitó explotara la gasolinera donde trabajaba ese fatídico 12 de diciembre del 2011 y se pasó 18 días convaleciente, hasta que perdió la vida.

¿Quién va organizar algo para su familia?

¡Es pregunta!

Todo el resto son burradas.

Vamos al juego de simulación. A principios de ésta semana, cuando estaba llegando el agua al cuello al Ministerio Público de la Federación, salió un publirrelacionista de la Procuraduría General de la República (PGR), que vendió’’ la idea a la primera abogada de la nación de la historia, Marisela Morales Ibáñez, que había algo mejor.

¡¡¡Ofrecer a su amigo, una entrevista, en el canal de las estrellas!!!

De inmediato un cazador de notas’’, no trabajadas, claro, salió a la palestra, para presumir que, él es el chingón. Lo pararon, no iba sólo, sino para todos los reporteros de PGR. Esa fue molestia.

No paso nada al otro día.

Pero el vividor perdón, gobernador guerrerense despintado de todos los colores, no de los intereses, claro y compromisos u obligaciones que adquirió para llegar al cargo, aventó a su maquinaria de procuración de justicia, también televisiva, para presumir que se detuvo a todos los involucrados en esos hechos.

Los promotores de la verdad’’ los difundieron, aunque existe una pena’’, no de vergüenza, sino de intereses y una política de PGR que supuestamente establece la Reforma Constitucional, de que no se deben revelar nombres y que solo respetan reporteros escritos, no periodistas, claro.

Los responsables, fueron señalados desde el principio, no por la sesuda indagatoria de la CNDH, que no es su labor, ni por la incompetencia del ministerio público de Guerrero y Federación, era los responsables, desde inicio, así fue justificado por los medios de la entidad.

Ahora, ya los tienen. Pero en Guerrero, claro. Con ese gobernador transparente. Pero probará la responsabilidad de la muerte de los normalistas y el trabajador de la gasolinera a Ismael Matadamas Salinas y Rey David Cortés, dos hombres fuertes.

¡Muy Fuertes! Nos dicen algunas fuentes. Que pueden despepitar algo contra el mandatario de Guerrero!

En los próximos días, vamos a ver la eficiencia, que no eficacia, de la PGJEG y PGR.

En espera de cómo van a salir ante la opinión pública, no a ante los medios de comunicación. ¡He!

Eso es lo interesante, de este caso.

COMMODATO

Los aburrí dos veces y les dije que no me iban a aguatar otro rato.

Vamos a esperar el lúcido debate que prometieron los panistas.

Sale.