Hace unos días le pregunté al ahora ex encargado del despacho de la Secretaría de la Función Pública, Julián Olivas Ugalde qué tantos elementos jurídicos hay en México para evitar casos de conflictos de intereses, así como su opinión en el caso concreto de las casas del presidente Enrique Peña Nieto, su esposa, Angélica Rivera y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray y me contestó: No tengo facultades para revisarlos .

De acuerdo con Olivas el conflicto de intereses en los funcionarios públicos en México es un tema donde hace falta una mejor legislación y señaló que ahora que está por legislarse en materia de lucha contra la corrupción sería importante que esto se pusiera en blanco y negro en la ley.

Creo que en la legislación secundaria será un imperativo de los legisladores regular de manera mucho más completa el conflicto de interés. Y le explico: las facultades que actualmente tiene la Auditoría Superior o que tenemos en la Secretaría de la Función Pública, nos toca analizar el tema de conflicto de interés, de acuerdo a la regulación que existe, a la regulación vigente .

Dijo que de acuerdo con la regulación con la que contamos, el conflicto de interés se da durante el ejercicio. Cuando yo, en un momento dado tengo un conflicto personal, profesional o familiar o de un tercero con el que estuve relacionado, al momento de ejecutar mis funciones veo que entro en conflicto al tramitar o resolver un asunto, me tengo que excusar. Y que sea mi superior el que indique cómo se tiene que resolver .

También, continuó, cuando dejo de ser funcionario, no puedo aceptar un trabajo durante un año con algunas de las personas que yo regulé o a los cuales yo les hice un trámite. Tengo que guardar ese tiempo y no contratarme .

Incluso el mismo se cuestionó: ¿cuál es la regulación que tenemos de un conflicto de interés durante el ejercicio y a posteriori? ¿Qué ocurre en otras legislaciones? Y el mismo se contestó: Que se empieza a regular el conflicto de interés, antes de entrar al puesto o al momento de entrar. Entonces ¿qué sucede? Los casos que usted ha mencionado de conflicto de interés no se dieron durante el ejercicio, ni se dieron después de que fueron funcionarios federales. Entonces, no tengo facultades para revisarlos. Esa es la realidad .