Es genial ver un recinto legislativo vacío. Sobre todo en Donceles. Calle de Ciudad de México emblemática. Sede de diputados capitalinos no de antes, ellos son locales y de ahora. Algunos salen corriendo a las campanas’’ y olvidan, que tienen que ayudar a pobres’’ porque no tienen para pago de agua, predio, tenencia y demás, los dejan en manos del SAT.

Piensan que los votos les rendirán frutos próximamente y se van a diluir con la Reforma Política para el Distrito Federal, impulsada por alguien que se dice de izquierda’’, pero no es, gracias al impulso de legisladores del PRD federales y defeños, sin ser todavía aprobada por el Senado.

¿De verdad es tan buena la iniciática de Miguel Ángel Mancera Espinosa, que hay que echar las campanas al vuelo en la capirucha?

Se fueron por un llamado de izquierda’’ que ordenó el jefe de gobierno del Distrito Federal para quienes lo llevaron al poder. Según ellos, tiene mente y retiene’’’ para explicar lo que sucederá en la capital en menos de un año y medio, sin pretensión de quitar la cobija de izquierdistas’’.

La ansiedad es, si Mancera Espinosa puede garantizar la supervivencia de los que tiene atrás, desde cuando asumió el Gobierno. Ahí se encuentran lo que nos cuentan oráculos’’ para no descobijar al patrón y garantizar que el PRD, sea al menos de palabra’’ la mayoría en 2015 y lograr: La Capital Social’’, que tanto desea el mandatario local.

Los sabios ya explicaron. La decisión se encuentra en manos de diputados locales de la ALDF y 14 Jefes Delegaciones que le quedan al PRD, porque sin trabajo partidista y legislativo, no podrán sostener lo logrado por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien provoco cambios, no solo en la Ciudad de México, sino en todo el país.

Que diga el Jefe de Gobierno capitalino, que ya tiene el control, por solo oír compromisos del presidente Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quién recuperó el poder para ese partido y palabras de Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, que arrastra la futura decapitación’’, lo es todo.

¿Quién garantiza el logro?

Y aún más. Los que saben, dicen que sí y otros que no. Mancera Espinosa, no tiene en sus manos los compromisos de que respetarán su iniciativa y en todos los puntos esenciales, porque no es ambicioso, es creyente’’, la actitud y las de sus creyentes’’, es sólo un acto anticipado de campaña, que todavía no es inconveniente.

¡Diríamos: claro!

Tiene a su favor’’ diputados ventilados de corruptos e ignorantes, algunos Jefes Delegacionales envueltos en broncas de corrupción y esbirros’’ desde asesores’’, adalides’’ y equipos de informadores en su gobierno y ALDF, que bueno, le sirven mucho.

Mejor vamos a esperar, si la algarabía continúa.

COMMODATO

Para que más. Que sea el Senado que diga para la capital si el piso es parejo’’ o para que tanto brinco y nada más