A veces por curiosidad y otras por interés, me gusta meterme a la página de Internet del gobierno federal para leer las versiones estenográficas de los discursos del Presidente Winston de Jesús Calderón. Por los discursos del Presidente que he leído deduzco que éste utiliza con frecuencia la alegoría: figura retórica, de la índole de la metáfora, que traslada el sentido recto de las palabras al sentido figurado para dar a entender una cosa expresando otra.

Principalmente han sido dos las alegorías recurrentes en las arengas presidenciales. La del enfermo (el país) que tenía un tumor (el crimen organizado), para aliviarlo­ los médicos (los gobiernos priístas) le estuvieron recetando tecitos y aspirinas. (En su alegoría pasa por alto la gestión de su antecesor, el paramédico Vicente Fox, quien auxiliado por la señora Marta dio de alta al enfermo y se lo llevó al baile). Continúo con la alegoría: Pero en eso llega un nuevo médico (Calderón), quien abre el cuerpo del enfermo y descubre que el tumor es cancerígeno y no sólo eso, sino que además ya hizo metástasis: el mal ya se propagó al interior de los órganos encargados de la seguridad y la administración de justicia. A partir de esto surge la lucha del nuevo médico por erradicar el cáncer, lo que provoca: lágrimas, sudor y sangre .

La segunda de las alegorías ha sido reiterada, corregida y aumentada por su autor. Es aquella que habla del señor que permite que en la cochera de su casa se instalen unos boleros que van a asear el calzado de los vecinos y ahí le van a dar una parte de las ganancias al dueño de la casa -en su primera versión el dueño lo hacía como un acto de bonhomía, sin ningún interés económico-, al transcurrir de los días los lustradores de calzado van introduciéndose al interior de la casa y así un día vas a la cocina a hacerte un sándwich y te los encuentras en el refrigerador -con esta frase el autor de la alegoría sugiere, en sentido figurado, que los tipos son unos frescos-. Luego te los encuentras en tu recámara, usan tu baño y se ponen tus trajes . (En la próxima versión el alegorista podrá agregar: Además te das cuenta de que están cavando fosas en tu jardín).

Otra característica de los discursos de nuestro Winston Churchill de bolsillo es el uso del lenguaje coloquial y la cita de canciones populares, le encantan las de Pedro Infante. En una ocasión dijo que hay policías que cuando ven a los delincuentes se agachan y se van de lado . Y recientemente ante un grupo de paisanos migrantes en Estados Unidos dijo: Dicen que han de quitar/ las veredas por las que ando/ las veredas quitarán/ pero la querencia cuándo/.

Ayer leí el discurso que el Presidente profirió el pasado martes en la inauguración de la Planta de Cogeneración de Energía en el ingenio Tres Valles, en el Estado de Veracruz. En la salutación previa a la pieza oratoria, al momento de saludar al general René Carlos Aguilar Báez, comandante de la VI Región Militar, una asociación de ideas, sintomática de que en la mente del Ejecutivo tiene prioridad la lucha contra la delincuencia, le hizo romper el orden del ceremonial para dirigirse al militar al que le dijo: Trasmítale, por favor, General a la tropa una gratitud a nombre de todos los mexicanos, una felicitación por su trabajo. Sé que hoy, esta madrugada, aquí mismo, en esta región, acabaron con una banda de secuestradores. Muchas felicidades a la tropa, General . Luego del inoportuno paréntesis de felicitación al Ejército por cumplir con su deber, explicable desde el punto de vista de la obsesión presidencial por el tema, continúo con la salutación de rigor.

La Planta Cogeneradora de Electricidad con base en biomasa, inaugurada en Tres Valles, beneficiará económicamente al ingenio que pagará 17 centavos por el kilowatt/hora que antes le costaba un peso 80 centavos. Felipe Calderón afirmó que la nueva planta nos permite matar varios pájaros de un tiro porque va a atenuar el problema del cambio climático. A este tema dedicó gran parte de su perorata. A continuación, transcribiré parte de lo dicho por el recientemente nombrado Campeón de la Tierra:

La principal razón por la cual está cambiando el clima en el mundo es, en pocas palabras, porque estamos quemado muchos combustibles fósiles; es decir, mucho petróleo, mucho gas, mucha gasolina. Es lógico. Hay datos objetivos, que se han demostrado. Por ejemplo que en el último siglo ha subido la temperatura del mundo, en promedio, por eso hace más calor que antes, por ejemplo, en algunos lugares . (Lógica pura: a mayor temperatura más calor. El segundo ejemplo que tenía la intención de poner no lo completó o se le fue al estenógrafo, pero tal vez pensaba decir: Por ejemplo, en algunos lugares no hace tanto calor porque se usa aire acondicionado, pero el empleo del clima artificial, paradójicamente, produce calentamiento global.

La charla del Presidente derivó en algo que podríamos titular: Gases de efecto invernadero para principiantes , que aquí copio tal cual de la versión estenográfica: Y qué relación hay entre el aumento de la temperatura de los mares y de la Tierra. Primero, con el cambio climático. A la hora que se aumenta la temperatura, se altera (el, artículo necesario ignorado por el estenógrafo) clima, ahorita voy a decir como. Y qué relación hay con la emisión de gases. Que se llaman gases de efecto invernadero porque actúan así. Al irse a la atmósfera se quedan en el cielo –¿junto a Juan Pablo II?- , en la atmósfera, y esto los hace actuar como un invernadero, como un gran suéter que se pone la Tierra, porque esos gases no dejan escapar el calor del Sol, digamos que el Sol calienta a la Tierra, tradicionalmente –de padres a hijos, generación tras generación- ese calor se queda, hace crecer las plantas, mantiene la vida, pero también como que se rebota y sale de la atmósfera, digámoslo así, que tenemos abierta, la gran ventana de la atmósfera. Pero con los gases de efecto invernadero eso hace, insisto, como una cobija o un invernadero. Ustedes saben muy bien, mejor que yo, el efecto que eso produce. Y eso hace que ya no salga el calor como salía antes, y se queda . (Conclusión: lo que no sale se queda adentro).

No obstante reconocer que la audiencia conoce el tema mejor que el expositor, éste insistió en seguir con su inútil explicación. Explico cómo el cambio climático está produciendo que se empiecen a derretir las partes con nieve de la Tierra –cada día hay menos sucursales de la famosa cadena de neverías La Michoacana-.

Pero donde la conferencia magistral dictada por el preciso llegó a la cima fue en la parte que transcribo a continuación: Calculan que la tierra se va a calentar mucho más de aquí en adelante y la estrategia es que, bueno, que se caliente pero poquito, nada más dos grados, es lo que andamos buscando para mediados de este siglo, porque si se calienta más, ahora si, va a pasar como los últimos minutos del juego entre Cruz Azul y Morelia, que se calentaron de más y todo fue un desastre –luego de esta explicación me imagino que el suéter que trae puesto la Tierra es como el suéter del portero Corona, razón por la cual ésta le va a dar un artero cabezazo al preparador físico de los gases de invernadero-.

El tema futbolero produjo otra intrusa asociación de ideas en el Mandatario que hizo a un lado los problemas climáticos para decir: Por cierto, ahí felicidades ahí al Morelia que ya está -¿en dónde: en Michoacán, en la Tierra o en la final de la Liguilla?- y respeto a los Pumas y, desde luego, al Cruz Azul –no me vaya a agarrar el Chaco Giménez- y a todos, bueno hasta el Veracruz -el hasta suena a que no le quedó más remedio que decirlo por encontrase en la entidad del mismo nombre- hay que respetar. Dónde va el Veracruz, Gobernador. Sigue en Primera. En Primera A quise decir, luego me platica, porque sí está medio raro . (Medio raro este discurso del licenciado Felipe Churchill Hinojosa, ¿no creen?)