Qué importa si Detroit guardó silencio. Tenemos de nuestro lado a un jugador de los Patriotas y al CEO de United Airlines, Oscar Munoz.

Se esperaba más de Detroit y la industria automotriz. Se esperaba de ellos que esgrimieran argumentos para defender el NAFTA y moderar el proteccionismo de Donald Trump. Cuando digo se esperaba, quiero decir, al más alto nivel del gobierno mexicano y del mundo empresarial. Ellos contaban con que los grandes de Detroit serían un gran aliado de México.

Ante el silencio de Detroit otros han entrado al quite. Me opongo al muro (...), hará daño a un país que es grande por su diversidad y no a pesar de ella , dice Oscar Munoz. Su opinión cuenta, entre otras cosas, porque es el CEO de United Airlines. Es el mexicano americano con mayor rango en el mundo corporativo de Estados Unidos.

Munoz no había hablado de estos temas polarizadores. Sus padres son mexicanos. Él es el mayor de nueve hermanos y el primero de su familia que fue a la universidad. Como mexicano americano, expresa su preocupación: Lo más duro de la propuesta del muro es su simbolismo, de manera visceral me opongo a este muro y a cualquiera de este tipo de muros .

Lo dicho por Munoz forma parte de un coro de voces más amplio que expresan apoyo a México, repudio a las posiciones de Trump y/o preocupación por el futuro de las relaciones binacionales. Es notable la declaración conjunta de los alcaldes de San Diego y Tijuana, no podemos controlar lo que sucede fuera de nuestras ciudades, pero nosotros continuaremos nuestra historia de colaboración, nuestra historia de amistad, y continuaremos trabajando juntos por la prosperidad de nuestros pueblos , dijo el lunes Kevin Faulconer, el alcalde de San Diego, acompañado de Juan Manuel Gastélum, alcalde de Tijuana.

Cuando Faulconer y Gastélum hablan de prosperidad, no exageran: Entre Tijuana y San Diego han forjado una de las ciudades más ricas del continente. Allí está el mayor clúster de servicios biomédicos de América y el único aeropuerto binacional. Vale observar que su mensaje conjunto no mencionó a los presidentes Trump y Peña Nieto, tampoco estuvo cuajado de cifras.

En otras partes de California se escucha preocupación por el futuro del comercio de alimentos, los cambios que habrá en el NAFTA ya han generado olas a lo largo de toda la cadena alimenticia, el granjero, el transportista, el procesador y la gente de los puertos , dice a LA Times Josh Roth, de la asociación de granjeros de California.

México le vende a Estados Unidos 5,000 millones de dólares de vegetales frescos; 4,500 millones en frutas frescas, además de 1,400 millones en frutas y vegetales procesados. Compra carne, leche, quesos, maíz, sorgo y trigo, entre otras cosas.

Texas, un estado donde ganó Trump, es uno de los lugares donde más preocupación se manifiesta. La relación con México es realmente importante y no debemos perderla , dijo James Baker. El fue secretario del Tesoro y de Estado. Trabajó en los gobiernos de Reagan y Bush padre. El socio comercial más importante de Texas es México, por mucho. Imponer un impuesto de 20% para financiar el muro de la frontera hará mucho daño a la economía texana , dice Chris Wallace, el presidente de la Texas Association of Business.

Qué importa si Detroit guardó silencio. Tenemos un campeón del Super Bowl de nuestro lado: Derriben el muro... te amo, Mexico , dijo Martellus Bennett, el jugador de los Patriotas.

[email protected]