Es importante reflexionar sobre lo rápido que se irán los días que le quedan al 2018. Pronto se estarán celebrando los logros del año, compartiendo la cena de Navidad con la familia y amigos y disfrutando todas las fiestas decembrinas.

Este año existe un panorama económico definido por una inflación de 4.95% (a la segunda quincena de octubre), un tipo de cambio peso/dólar al 15 de noviembre de 20.27; un crecimiento del PIB previsto —de acuerdo con el último estimado del Banco de México (Banxico) para el cierre del año de 1.8% con expectativa a la baja—; y en un panorama global rodeado de diversos retos (por citar algunos, la crisis financiera en Argentina, China y su conflicto comercial con Estados Unidos, el Brexit y Turquía; también algunos avances como el acuerdo trilateral alcanzado con Estados Unidos y Canadá, ahora llamado USMCA por su sigla en inglés.

Con este panorama general que supone retos interesantes, es importante pensar en la economía familiar y no será mala idea empezar a fortalecer los ahorros, también ordenar las deudas, incluso revisar las opciones de diversificación.

Siempre es importante mantener finanzas personales saludables, esto es, no gastar más de lo que se gana mes a mes, tener un ahorro para gastos imprevistos, a largo plazo, (por ejemplo, retiro, educación superior de los hijos) haciendo uso de todas aquellas herramientas financieras disponibles para ello, como lo son las aplicaciones móviles de los bancos, las tarjetas de crédito (que con un uso responsable permiten ordenar las finanzas personales y posibilidades económicas), los seguros para hacer frente a contratiempos, así como diversos instrumentos de ahorro e inversión como los pagarés bancarios o los fondos de inversión. Afortunadamente en México hay acceso a muchas alternativas muy competitivas.

Es responsabilidad de cada uno ser prudentes en el gasto, compensando en el ahorro. Todavía quedan varias semanas antes de que finalice el 2018, y así como se empiezan a planear las fiestas de fin de año, los últimos puentes del año y demás motivos de festejo, es recomendable revisar las finanzas personales, y anticipar los gastos de estos días, pero más importante es iniciar o fortalecer los planes de ahorro que ayuden a mantener la calidad de vida y la capacidad económica.

*El autor es VP Institutional & Corporates Sales en BBVA Bancomer Asset Management.

[email protected]