Con acusaciones y desmentidos de ultimátum, la tensión entre Ucrania y Rusia va en aumento, poniendo en alerta a las autoridades mundiales y a los inversionistas, quienes han buscado refugio en el dólar, en los bonos del Tesoro y en el oro. Aunque se trata de una situación seria, de alta incertidumbre, "acorazados" del mundo de las inversiones, como Warren Buffett, han señalado que la agitación en Ucrania no es una razón para vender activos de riesgo.

La desaceleración de invierno parece ir quedando atrás. En Estados Unidos se informó que el ISM de manufacturas (equivalente a un PMI) aumentó sobre las expectativas, pasando de 51.2 a 53.2 (se esperaba 52.3). Por otro lado, el gasto del sector construcción aumentó 0.1% en enero, sorprendiendo a los analistas que esperaban una caída de 0.5%, mientras que el dato del mes anterior fue revisado al alza, de 0.1% a 1.5%. Finalmente, el ingreso personal creció 0.3% en enero, superando las expectativas, al igual que el gasto personal, que aumentó 0.4 por ciento.

El PMI de manufacturas en el Reino Unido aumentó y superó marginalmente las expectativas, al pasar de 56.6 a 56.9. Por otro lado, los créditos bancarios registraron un aumento neto de GBP 700 millones en enero, en línea con las expectativas.

En China, el PMI de manufacturas oficial se mantuvo en terreno expansivo, pero se debilitó nuevamente, pasando de 50.5 a 50.2. En tanto, HSBC ratificó que su indicador se mantuvo en terreno contractivo por segundo mes consecutivo, marcando 48.5. En India, el PMI manufacturero se consolidó en terreno expansivo, al subir de 51.4 a 52.5 en enero.

Los IMEF en México, equivalentes a los PMI o ISM, se ubicaron en terreno expansivo. El índice de manufacturas subió de 49.7 a 50.8 (se esperaba 50), mientras que el de servicios bajó de 53.5 a 52.3.

Aunque se han recuperado en las últimas horas, los principales índices bursátiles en Estados Unidos registran caídas entre 0.7% y 1.0 por ciento. La tasa del bono del Tesoro a 10 años bajó hasta 2.6 por ciento. El dólar se apreció a nivel global, mientras que el oro avanzó más de 2.0 por ciento. Especulativamente, el petróleo subió cerca de 2.0 por ciento.

Los inversionistas han castigado con particular intensidad a la bolsa de Moscú, con un desplome de 12 por ciento. En tanto, el Banco Central de Rusia subió la tasa de interés, de 5.5% a 7%, para contener la depreciación del rublo.

Latinoamérica opera con pérdidas. El IPSA de Santiago 1.4%, Lima 1.2%, el Bovespa 1.1%, México 0.7% y Colombia 0.5 por ciento. La excepción es el Merval de Buenos Aires, con un avance de 0.2 por ciento.

Las bolsas europeas anotaron caídas importantes. Londres fue uno de los más defensivos, perdiendo 1.5%, mientras que Alemania bajó 3.5%, Italia 3.3%, Francia 2.7% y España 2.3 por ciento.

Los mercados asiáticos cerraron con caídas entre 0.4% (Taiwán) y 1.3% (Nikkei). La excepción fue la bolsa de Shanghai, que rebotó casi 1%, luego que la semana pasada cayera cerca de 4.0 por ciento.

* Película muda de 1925, dirigida por el cineasta soviético Serguéi M. Eisenstein, que reproduce el motín ocurrido en el acorazado Potemkin, de la Flota del Mar Negro rusa, en 1905, cuando la tripulación se rebeló contra los oficiales del régimen zarista. Es considerada una de las películas propagandistas más influyentes de todos los tiempos.