OPEN. Vacacionistas, en movimiento. El aforo en las autopistas operadas por Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe) aumentó 33% en el periodo del 21 de diciembre del 2012 al 1 de enero pasado, informó la dependencia. Ayer, la carretera México-Cuernavaca registró un aforo de 20 vehículos que salían del Distrito Federal y el mismo número de unidades que entraban a la ciudad por minuto. Nada mal.

BUNKER. Mensaje de libertad. El presidente ejecutivo de Google Inc., Eric Schmidt, uno de los líderes de más alto perfil de la industria tecnológica estadounidense, viajará a Corea del Norte este año, informó el miércoles la agencia Associated Press. Diversos medios coinciden en que visitará este país, luego de que el líder norcoreano Kim Jong-Un instara esta semana al fin de las confrontaciones con Corea del Sur. El objetivo del ejecutivo de Google es celebrar la paz, la libertad de información y la apertura que podría tener aquél país.

HANDICAP. Contrarreloj. Petrobras, el gigante petrolero estatal brasileño, está en una carrera contra el tiempo para explotar los yacimientos descubiertos en el 2007, en aguas ultraprofundas, conocidos como presal; y con ello duplicar su producción nacional de petróleo hasta llegar a los 4.2 millones de barriles diarios en el 2020, contra los 2 millones de barriles al día que produce actualmente. A pesar del hallazgo anunciado ayer y de las fuertes inversiones realizadas en este sentido, hoy, menos de 10% de la producción carioca de crudo proviene de pre-sal.

MAJOR. Pues tome nota. Resulta que la afore de Grupo Financiero Inbursa ofreció el peor rendimiento durante el 2012, reportó ayer la agencia Bloomberg, al alcanzar tan sólo 6.2%, menos de la mitad de lo que ofrece el sistema de pensiones, que en promedio fue de 13 por ciento. Al mismo tiempo, la riqueza personal de Carlos Slim, considerado el hombre más rico del mundo, subió 75,200 millones de dólares en el mismo lapso.

BACKSPIN. A los brasileños no los calienta ni el sol, pues ni con las medidas proteccionistas del 2012 evitaron la caída de su superávit comercial a mínimos de una década. La cosa no les pinta alentadora para este 2013 y puede que no sea el mejor año para sus socios chinos, cuya economía comienza a desacelerar, por no hablar de la Unión Europea, que seguirá en un entorno complicado, o de Argentina, preocupada por controlar sus importaciones y su déficit en cuenta corriente. ¿Ésta será la oportunidad para México?

[email protected]