OPEN. Un paso adelante. Los industriales no se quedaron con los brazos cruzados y adelantaron un convenio con Pemex para aumentar y, en especial, comprometer a la paraestatal a tener una mayor relación en materia de compras del gobierno, en beneficio de las pymes, de aquí al 2016. Tras la firma del convenio entre la Concamin y la paraestatal, se fomentará la inclusión del contenido nacional en el tema de compras del gobierno e impulsará el crecimiento de la industria mexicana, además de que permitirá a las empresas prever la demanda de bienes y servicios de la paraestatal.

DRIVE. Para los próximos seis años, el sector inmobiliario capitalino estima atraer unos 15,000 millones de dólares de IED, la mayor en su historia, la cual se prevé se destine a desarrollos mixtos que promuevan el comercio. El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de la ciudad de México, Alejandro Kuri, expresó que inversionistas de Estados Unidos y Canadá mostraron interés en llevar a cabo estos proyectos, en particular en las delegaciones Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc.

BACKSPIN. Más papa. La producción agrícola debe incrementarse en 60% en los próximos 40 años para satisfacer la creciente demanda de alimentos a nivel mundial, conteniendo los precios de los alimentos y reduciendo la inseguridad alimentaria, concluyó un informe conjunto elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

PUTT. La que está viendo complicado aplicar la libertad sindical de sus trabajadores es la empresa canadiense Excellon Resources de México, que tiene la planta minera La Platosa en Durango, pues mientras los trabajadores deciden si se van o no con Napito, la planta está tomada desde el pasado 5 de julio y dicen que no se retirarán hasta que la empresa quiera negociar. Uhm... Vaya pues.

CADDIE. No hacen falta cambios constitucionales ni grandes inversionistas que vengan a rescatar a Pemex, dijo el consejero profesional más inclinado a la izquierda, Fluvio Ruiz Alarcón, quien aseguró que la nueva administración recibe una empresa con las bases necesarias para despegar y convertirse en un modelo mundial a seguir, siempre y cuando, insistió, haya voluntad política para que esto se logre.

green@eleconomista.com.mx