EAGLE. El grupo BMW aún no tiene fecha para instalar una planta en la República Mexicana, pero de que quiere, no cabe duda. Sin embargo, por el momento se conforma con hacer crecer su negocio de proveeduría y de la mano se suma a la tendencia mundial de ensamble en el cuidado del medio ambiente. Así, presentará su vehículo eléctrico MINI E en el DF, aunque no pretende hacerlo comercial, sino para uso de universidades e institutos.

BOGEY. La Unidad de Supervisión y Verificación de la Cofetel emitió una circular que informa de la conducta que deberán tener los inspectores cuando se presenten a las instalaciones de una empresa, lo cual dará certeza de la legalidad y transparencia a los regulados respecto de la actuación de los servidores públicos que practiquen visitas de inspección a los concesionarios. El documento, que fue dado a conocer al pleno de la Comisión en su sesión del 6 de junio, tendrá que ser entregado a la empresa en el momento de la visita. A ver si con esto hay mejor y mayor cooperación por parte de las empresas con la autoridad cuando ésta va a pasar lupa.

OPEN. Bruno Ferrari, secretario de Economía, rechazó las recientes críticas que hizo el expresidente Vicente Fox al gobierno del actual mandatario Felipe Calderón. La réplica fue que durante la administración del expresidente la pobreza volvió al país , además de que durante ese sexenio no se aprovechó el dinamismo que entonces registró la economía de Estados Unidos.

CADDIE. El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Zárate, anda muy movidito en pro de sus afiliados. Hace unas semanas tuvo oportunidad de platicar directamente con los candidatos a la Presidencia y ya anunció que mañana les enviará, nuevamente, un mensaje. Le preocupa que en el siguiente sexenio se deje de lado el tema de la infraestructura, pero, sobre todo, que se apoye más y más a las constructoras mexicanas.

PUTT. Un tequila para el coraje. La proliferación de los destilados de agave en el mercado ha impedido el crecimiento de la industria del tequila en México, debido a la confusión que genera en los consumidores. Así lo afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, Eduardo Orendain Giovannini, quien dijo que la competencia desleal impidió que en el 2011 se vendieran más de 1 millón de cajas, por lo que consideró necesario regular el uso de la palabra agave con el fin de evitar distorsiones.

green@eleconomista.com.mx