EAGLE. Como parte del Dream Tour 2012, esta mañana aterrizará en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el famoso Boeing 787 Dreamliner, con capacidad para 300 pasajeros. El avión, que ya fue pedido por Aeroméxico, cuenta con ventanillas radicalmente más grandes con control electrónico de atenuación de la luz, compartimientos de mayor tamaño para el equipaje de mano e iluminación dinámica con base en LEDs , entre otras cosas. Después de su parada en la capital del país, la estrella del fabricante estadounidense Boeing volará a Phoenix, Arizona.

ACE. Y ya andando en temas aéreos, le adelantamos que en tres semanas más la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) deberá dar el permiso a una aerolínea, pero no, no se confunda, esta vez no se trata de Mexicana de Aviación (ni de Aviacsa), sino de la primera aerolínea jalisciense, Aerojal, que según dicen ofrecerá rutas transversales regionales e impactará en el turismo de negocios y turismo de Guadalajara y Puerto Vallarta.

CADDIE. Quien ya se va viendo más enérgico (por fin) en el tema de los diferendos entre México y Brasil a raíz de la intención de este último país de renegociar el Acuerdo de Complementación Estratégica 55 (ACE 55) para cobrar aranceles a los autos mexicanos, es Bruno Ferrari, titular de la Secretaría de Economía, a quien los cariocas ya empiezan a colmar la paciencia, pues la diplomacia del país sudamericano da pasos muy lentos en las negociaciones. Así, Ferrari demandó que dicha nación envíe ya a sus técnicos automotrices a México para destrabar las negociaciones.

BOGEY. En el pleito MVS-Televisa, sigue la mata dando . Y es que luego de que la primera firma acusara a la televisora de utilizar sus influencias en el gobierno para que le negaran el refrendo de sus concesiones en la codiciada banda de 2.5 GHz (sin ninguna prueba, por cierto), la empresa de Avenida Chapultepec reviró que el proyecto de MVS para utilizar las frecuencias en dicha banda violenta la normatividad nacional, incluidas varias disposiciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y es que a MVS le salió el tiro por la culata, pues la llamada ley Televisa que un día aplaudió, hoy se le viene en su contra debido a que es esa disposición y la sentencia del máximo tribunal al respecto los que validan la legítima y necesaria pretensión de la SCT de reordenar dicha banda y lanzar a licitación nuevamente sus frecuencias.

green@eleconomista.com.mx