BACKSPIN. Las elecciones han sido la gasolina que echó a andar la industria automotriz, y es que el incremento en las ventas de vehículos en el mercado doméstico a partir de marzo pasado tiene una explicación: la demanda de flotillas adquiridas por las secretarías de Estado, empresas o gobiernos en entidades donde hubo campañas electorales, y no tanto por la compra de particulares, cuyos bolsillos siguen muy deprimidos. Habrá que observar si en los próximos meses continúa este comportamiento.

BOGEY. Como es de esperarse, Pemex Gas y Petroquímica Básica, que dirige Jordy Herrera, buscará por segunda vez ampararse contra la norma de calidad de gas natural emitida por la Comisión Reguladora de Energía,cuyo objetivo es que la petrolera venda al público gas natural sin nitrógeno, pues eso le quita poder calorífico al gas y contamina más. Sin embargo, a Pemex le resulta más barato ampararse por dos razones: primero, porque no gasta en las medidas necesarias para limpiar el gas, y segundo, no tiene que pagar las multas por vender energético de mala calidad.

BIRDIE. La promoción que realiza la Secretaría de Turismo (Sectur) en el extranjero continúa y viaja con maletas llenas. Esta semana atacarán a Canadá con Las Rutas de México, los 10 circuitos que resaltan las bondades de todo el país. La promoción que ha hecho Gloria Guevara, responsable no sólo de la Sectur sino del Consejo de Promoción Turística de México, ha sido fructífera, pues ha conseguido vuelos directos provenientes de China e Inglaterra.

FAIRWAY. Dentro de la industria de la comunicación mercadotécnica, uno de los rubros que ha crecido con más ímpetu es el de las relaciones públicas, que representan un segmento de mercado que factura más de 3,000 millones de pesos al año. Esta semana, la Confederación de la Industria de la Comunicación Mercadotécnica tiene preparado un evento para hablar más sobre este ramo, que da fluidez diaria a los vínculos institucionales y de negocios.

ROUGH. No más presupuesto a la formación sindical es lo que perciben miembros de la Confederación de Trabajadores de México, quienes deberán rascarse con sus uñas si quieren tener abiertos los Centros de Estudios Superiores Sindicales, pues parece que la Secretaría del Trabajo dejó de entregarles los apoyos financieros para capacitación. ¿Algo tendrá que ver el rechazo a la reforma laboral?

[email protected]