BUNKER. El proceso de licitación de fibra óptica que lleva a cabo la SCT se mantiene en el misterio ante el hermetismo de la propia dependencia y las empresas que conforman el consorcio, único participante. De acuerdo con el calendario de la licitación, hoy la autoridad habrá de emitir el fallo, pero hasta anoche nadie sabía nada ni podía confirmar si Televisa, Telefónica y Megacable cumplieron con la presentación de su propuesta económica de los 885 millones de pesos o no. Habrá que ver hoy.

BOGEY. Y a quienes no los calienta ni el sol es a los agremiados de la Asociación Nacional de Centros Cambiarios y Transmisores de Dinero, cuyo líder, Germán Castro Hernández, dice que muchas casas de cambio desaparecerán si persiste la medida gubernamental de restringir los movimientos en dólares en las instituciones bancarias. Según Castro, los bancos han cancelado las cuentas de estos negocios no para prevenir el lavado de dinero, sino como una medida de competencia desleal. Lo peor del asunto es que hay quien dice que estamos ante un régimen velado de controles cambiarios que ya ha desatado el mercado negro de la divisa.

MASTER. El enfrentamiento legal entre BASF y Petróleos Mexicanos se agudizará el 11 de julio. Y es que Pemex espera que al terminar el Mundial de Futbol, la empresa alemana y la paraestatal se vean en los tribunales para acabar con un capítulo más del robo de condensados y combustibles. La mexicana asegura que lleva la de ganar mientras BASF ya advirtió que se defenderá hasta dejar su nombre limpio.

ROUGH. La mancha de crudo del derrame de la petrolera BP en el Golfo de México pronto podría ensuciar a más de uno en el país. Por lo pronto, el Congreso de la Unión ya citó al mandamás de Pemex a comparecer y a que les explique el peligro potencial para nuestras costas. Ojalá y no se repita el papelón de los ejecutivos de BP, que negaron y negaron el impacto del derrame.

BACKSPIN. El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes realizó en Guadalajara su primera subasta del año, en la que colocó 733 lotes en los que ofertó desde chatarra hasta automóviles de lujo, como BMW y Porsche. Se obtuvieron poco más de $90 millones, que es poco si consideramos que el paquetazo incluyó hasta una avioneta Cessna. En la convocatoria de la subasta se incluyó un lote con ¡adornos navideños!, cuyo precio para iniciar la puja era de $5,914, pero aquí se incluían algunas joyas y equipo de oficina.

[email protected]