Hace dos semanas publiqué una columna en la que hice un recuento de cinco gobernadores chafas y ratas. En la lista puse dos exgobernadores, los que más recientemente habían dejado el cargo y a los estados que gobernaron en la inopia, y tres gobernadores en activo, es decir, en el proceso de vaciar las arcas y ampliar las deudas de sus entidades.

La columna fue polémica. No faltó quienes me dijeron, por haber dejado fuera del catálogo a los ex Natividad González Parás, Fidel Herrera Beltrán, Leonel Godoy, Mario Marín y Humberto Moreira, que me habían dado un jugoso chayote. (Chayote, en la jerga periodística, es como se designa a una cantidad de dinero que los jefes de prensa de las diversas gubernaturas y dependencias federales les dan, para que traten bien en sus escritos a sus jefes, a periodistas sin escrúpulos pero con automóvil. Es fácil detectar a los informadores que acceden a esta práctica. Por lo general en las ruedas de prensa a las que asiste todo el gremio son los que huelen a una fina fragancia y lucen una buena corbata).

Este textoservidor tiene automóvil, usa finas fragancias y tiene buenas corbatas no porque practique el chayote sino debido a que soy plurinominal. Esto es, desde hace muchos años desempeño diversos trabajos y cobro en varias nóminas. Jamás he cobrado un centavo por concepto de chayote. Esto se debe a que mis padres me enseñaron que no debo tomar dinero que no me corresponde, a que en mi escala de valores están primero la verdad y la transparencia que el dinero, y a que nunca, nadie, me ha hecho una propuesta para elogiar a un político a cambio de dinero.

Sonora

Por llamar malnacidos a los sonorenses que protestaron por el cobro de la tributación llamada Contribución al Fortalecimiento Municipal , eufemismo para designar al impuesto a la tenencia automotriz que había prometido no cobrar, puse a Guillermo Padrés en el top five de malos gobernadores. Al hacerlo no imagine la respuesta de los lectores de aquella entidad que de manera abrumadora estuvieron de acuerdo conmigo; aportando datos para dedicarle una columna al panista de ocasión.

Para empezar, la manera tan paradójica en que llegó al poder en un estado en el que el PRI siempre ganaba. El -suponemos- todavía panista Juan Molinar Horcasitas en su paso por la Dirección del Seguro Social subrogó una guardería -la ABC- en Hermosillo a un grupo de personas en el que sobresalían Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, sobrina de la Primera Dama Margarita Zavala e hija de Roberto Gómez del Campo Laborín, tío de Lourdes Laborín, esposa de Eduardo Bours, Gobernador -en ese entonces- de Sonora.

En el elenco de dueños de la malhadada guardería también figuraban Sandra Lucía Téllez Nieves, sobrina del Bours y esposa de Gildardo Francisco Urquides Serrano, que fuera Secretario de Finanzas del PRI, así como concuño de Alfonso Escalante Hoeffer, subsecretario de Ganadería del gobierno de Bours y, a su vez, cuñado de Ricardo Mazon, compadre del multicitado Eduardo Bours -quien debe de seguir durmiendo como bebé-.

Otra coincidencia: Gildardo Francisco Urquides Serrano es pariente de Alfonso Elías Serrano, que fuera el candidato del PRI, perdedor a la gubernatura de Sonora y que por coincidencia es primo del ganador Guillermo Padrés Elías, mismo que dio origen a estas líneas.

Es obvio que la tragedia ocurrida en la susodicha Guardería ABC en Hermosillo incidió en el terreno político electoral.  Quién lo diría, lo que comenzó como una subrogación del panismo hizo posible la llegada a la gubernatura sonorense de un panista de hueso tricolor.

De huevos a hueva

Si José Eduardo Robinson Bours, dueño de una fábrica de huevos, fue un mal Gobernador, su sucesor Guillermo Padrés Elías le dice quítate, quítate que ahí te voy , con otra, no tendrá fábrica de huevos pero padece una inmensa hueva.

Transcribo lo escrito por el periodista Álvaro Cepeda Neri en la Revista Contralínea: Padrés ya canceló sus lunes informativos... ¡porque no tenía nada que informar, dada la flojera para gobernar! El resto del equipo de Padrés está en las mismas que su jefe: inactivos. Ni cachan, ni pichan, ni dejan batear, pero la corrupción ha ido más allá de la que hubo con el priísta Bours, pues al parecer los panistas tienen las uñas más largas y rápidas con eso de que el hueso les puede durar poco si es que Padrés tiene que renunciar por sus males físicos .

Al leer la nota de Cepeda Neri, se entera uno que Padrés, de 44 años de edad, pese a su juventud está enfermo y paga con dinero público medicinas, médicos y diálisis.

A nadie puede regocijar la enfermedad de otra persona, pero antes de lanzarse a un puesto de tanta importancia debería ser obligatorio que el interesado se hiciera un examen físico. (Uno psicológico sería mucho pedir y podría generar más reprobados que el de la evaluación de los maestros).

Impuestos asnales

El jueves de la semana pasada el diputado perredista Carlos Navarro López informó que según el artículo 163 de la ley de hacienda recién aprobada por el Congreso del estado los habitantes de Sonora tendrán que pagar 100 pesos anuales como tenencia por burros, caballos y otros animales de carga.

Al enterarme pensé en el gobierno de Antonio López de Santa Anna que llegó a cobrar impuestos a los que tuvieran ventanas, balcones y/o perros.

El tema fue difundido por las redes sociales. Supe que el grupo de protesta No Más Impuestos organizó el pasado domingo La Marcha de los Burros, lo que sirvió para que Guillermo Padrés explicara que el impuesto por la tenencia de caballos y burros existe desde que él era joven y permanece en cero. Así que -afirmó el Gobernador- no pagarán tenencia ni los burros ni los caballos -sobre todo los pura sangre, de los cuales, no me haga mucho caso pero por ahí se dice, don Guillermo tiene varios-.

La ocasión se prestó para que Padrés explicara con exactitud en qué consiste el impuesto a la Tenencia vehicular, rebautizado como Contribución al Fortalecimiento Municipal, que se basa en pagar 3% sobre el valor de factura de los vehículos que tengan 10 años o menos. Así si usted tiene un auto que hace seis años le costó 150,000 pesos pagará 4,500 pesos o si usted hoy compra un coche con valor de 200,000 pesos los próximos 10 años pagará 6,000 pesos anuales. En esto radica la nueva contribución con la que el panista Padrés se pasó por el arco del triunfo la derogación del pago de tenencia automotriz que ordenara el Presidente Calderón -con fines electoreros que valieron madres-.

Eso sí, el generoso gobernante ofreció facilidades para que el pago del impuesto se haga en tres o en seis meses y ofreció un descuento de 5% al que pague antes del 28 de febrero. Esto es una muestra de la apertura del gobierno del estado -expresó el Gobernador incumplidor de promesas- para implementar las medidas necesarias en apoyo a los sonorenses que quieren y están dispuestos a contribuir con Sonora .

Referente a la intención de los manifestantes, conocidos como Los Malnacidos, de boicotear la Serie del Caribe que se jugará en Hermosillo del 1 al 7 del próximo febrero, don Guillermo pidió no lastimar a los aficionados. (No especificó si a los aficionados al beisbol o los aficionados al masoquismo político que acostumbran votar por candidatos que no cumplen con sus promesas de campaña y ni siquiera protestan).

Oí por ahí

Es fácil ser humorista cuando se tiene a todo un gobierno trabajando para ti.