En vista del éxito del espectáculo “Las tiendas de campaña voladoras”, que montaron en el Zócalo de la Ciudad de México sin que el gobierno federal los molestara y sin que la sociedad mexicana les hiciera caso, el Frente Nacional Anti-AMLO (Frena) convocó, por medio de su inefable líder, Gilberto Lozano, el pasado 18 de noviembre a otra de sus exhibiciones. Frena eligió el Monumento a la Revolución, como punto de reunión para iniciar la marcha programada para el día 21 del mismo mes. (¿Sabrán los seguidores de Frena que en el Monumento a la Revolución están, entre otros, los restos mortales del abominable Plutarco Elías Calles, el iniciador de la Guerra Cristera que al parecer, por las consignas y lemas que repiten y por las imágenes y estandartes que portan, para ellos aún no termina?). Y precisamente con el Monumento a la Revolución como escenografía de fondo –en política el fondo es forma y viceversa– el empresario neoleonés, de apellido Lozano, que pretende acabar con el gobierno “comunista” y, por ende, ateo materialista, de López Obrador, invitó al “gran despertar de México, repudiendo (sic. que repudia la falta de fonografía) al gobierno de este dictador chavista  Andrés López” (creer que quitándole uno de sus nombres y uno de sus apellidos al presidente es una manera ingeniosa de denostarlo me parece a mí algo que linda entre el infantilismo y el cretinismo).

La invitación a la marcha por parte del que fuera durante 16 años catedrático de posgrado del Tecnológico de Monterrey, fue una alocución con errores, además del ya señalado con el gerundio del verbo repudiar, dijo que ese día era el 18 de noviembre del 2021, con lo que demostró que no es reaccionario como a ratos parece –dormido no se le nota–; sino por el contrario, está adelantado en el tiempo. (Se me ocurre que se le podría preguntar si en la fecha por él señalada ya se acabó la pandemia).

Invitó a hacerse presente el próximo sábado y esgrimió, con carácter tecnológico la siguiente teoría: “Siempre lo hemos mencionado, es un 4% de la población la que tumba a un dictador, la que tumba a un tirano. Ese ha sido el análisis científico que se ha tenido por 50 años de investigación del doctor (no escuché bien el nombre del doctor)”. Pero lo interesante sería que mencionara ejemplos de las tiranías y dictaduras tumbadas con el 4% de la población en los últimos 50 años.

Llegó el sábado 21 y tal como el líder pregonó, se reunieron en el precitado monumento las huestes de Frena que llegaron de diferentes puntos de la geografía nacional.  Una vez congregados, marcharon hacia el Ángel de la Independencia, con consignas y pancartas en las que se pedía la renuncia del jefe del Ejecutivo federal. Además los protestantes –eso no lo escriba ni de broma señor redactor, somos católicos, pero yo me refiero a que vienen a protestar. Ah– procedentes del Bajío exhibían imágenes religiosas de la Virgen de Guadalupe y de san Miguel Arcángel, así como carteles con la leyenda: “Viva Cristo Rey”, de reminiscencias cristeras.

Según los medios de comunicación serios, fueron  siete mil las personas reunidas. Según un desaforado twitter de #FRENAAA: 450 mil manifestantes protestaron en CDMX contra el gobierno de Obrador. (¿Qué pasó? ¿No que era Andrés López).

Al llegar a su destino, el líder derechista tomó la palabra y llamó a efectuar un paro económico nacional así como a realizar un boicot al pago de impuestos, medidas que tienen como objetivo que el presidente Andrés Manuel López Obrador se quede sin dinero y se vea obligado a renunciar, así se expresó el señor Lozano al que se le alejan los mamíferos ungulados artiodáctilos por medio de un procedimiento dantesco (forma elegante de decir que se le van las cabras gacho).

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.

Lee más de este autor