El interés de la justicia de Estados Unidos es más económico, que objetivo criminal para que México entregue a Joaquín El Chapo’’ Guzmán Loera, debido a que reportes de ellos conocidos, no sabemos si de inteligencia’’ o sus sistema bancario, presumen que sólo él, obtuvo en sus más de 13 años de libertad, ganancias de 20,000 millones de dólares.

Lo curioso de esos datos, es que siempre las supuestas empresas especialistas en inteligencia, economía, delincuencia y fuerzas armadas del Mundo’’, como Stratford o las que citan las revistas Time’’ o Forbes’’, no explican cómo es que sacan el ábaco o calculadora para llegar a esos estratosféricos recursos que endilgan a El Chapo’’ Guzmán.

¡Si lo explicaran. A lo mejor creemos!

Según esos calculadores’’, los ingresos del Cártel del Pacífico anuales por trasiego de drogas a Estados Unidos es de 3,000 millones de dólares, porque desde prisión igual trabajan, sino pregunten a grupos de secuestradores que operan desde penales de Ciudad de México y resto del país, liderazgo que comparte el recapturado con Ismael El Mayo’’ Zambada y Juan José Esparragoza Moreno El Azul’’ o el verdadero Jefe de Jefes’’.

Las apreciaciones gringas, colocaron a El Chapo’’ Guzmán en el sitio 67 de la lista de los 100 más ricos del mundo y según dice el dicho: dinero llama dinero’’ y por su captura la Procuraduría General de la República (PGR), próximamente Fiscalía General, ofrecía 30 millones de pesos, mientras que Estados Unidos la bolsa era de 5 millones de dólares.

La riqueza del capo histórico de la droga en México, después que se fugó de Puente Grande’’, Jalisco en enero del 2001, lo saben los banqueros, los Departamentos de Estado y de Justicia de Estados Unidos, porque allá, tiene invertido el mayor número de recursos que posé. Aquí en México, solo metió dinero en bienes raíces, vehículos, armas e infraestructura para traquetear’’ drogas a los ambiciosos drogadictos del vecino país.

Es ahí donde la justicia y gobierno estadounidense, fijan los objetivos de los criminales, para vaciar sus arcas. Los ejemplos de extraditados’’ mexicanos a su país durante complacientes gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), ahí están, ofrecieron’’ a los clanes de Tijuana, Golfo, Zetas, La Familia y Tijuana, así como el último del PRI de Ernesto Zedillo, antes de su regreso al poder en 2012, entregó Juan García Abrego La Muñeca’’.

Estados Unidos, hasta el momento no ha reportado la incautación’’ de fortunas de más de 150 extraditados, juzgados en sus Cortes y Tribunales, quienes para mermar la pena carcelaria, los obligan a entregar sus ganancias’’, montos de los cuales no han sido compartidos o reportados a México, como demanda la legislación del país más poderoso del mundo.

Y México, pues solo mirando. Sí se extraditara a la justicia del vecino del norte a El Chapo’’ Guzmán, ocurrirá lo mismo. Pero esa facultad, sólo depende de los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto.

COMMODATO

De entrada en el caso que tiene al país en vilo, es que la defensa del capo histórico de las drogas, recién aprehendido, ya presentó dos amparos. Uno contra la orden de aprehensión, que quedó sin efectos, era prófugo y el segundo, contra la extradición, que son presentados de oficio’’ por las defensas de estos personajes. Ayudan a retrasar cualquier acción en su contra.

Lo que sí, es seguro, es que se le va a dictar auto de formal prisión por delitos de delincuencia organizada y contra la salud, en modalidad de posesión con fines de comercio, en hipótesis de venta de clorhidrato de cocaína, simple y llanamente, por que se peló de un penal de máxima seguridad y ridiculizó a los redentores de la democracia: Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa.