Opinión

Lectura 3:00 min

El Buen Fin

Avatar de Cristina Morales

Por Cristina Morales

Este año se tiene un Buen Fin extendido que se lleva a cabo del 9 al 20 de noviembre y, debido a la restricción de movilidad en el país, las empresas han tenido un mayor enfoque en las ventas en línea para poder seguir ofreciendo sus productos a los consumidores

Cada año se lleva a cabo el Buen Fin que corresponde a ciertos días de ventas promocionales en el sector comercial del país.

Este año se tendrá un cambio sustancial en la manera en la que se lleva a cabo el Buen Fin debido a la presencia de la pandemia, en donde se ha modificado la movilidad social y se han tenido repercusiones en el poder adquisitivo de la población.

En los meses desde que inició el confinamiento, el desempleo ha aumentado, los salarios en varios sectores han bajado y el cierre temporal de diversas actividades económicas no esenciales ha afectado el ingreso de las familias, esto ha provocado, entre otras cosas, que las empresas del sector comercial también hayan modificado la manera de vender.

Este año se tiene un Buen Fin extendido que se lleva a cabo del 9 al 20 de noviembre y, debido a la restricción de movilidad en el país, las empresas han tenido un mayor enfoque en las ventas en línea para poder seguir ofreciendo sus productos a los consumidores.

Una situación que es también muy diferente en esta edición del Buen Fin son las restricciones que se mantienen vigentes para la operación de las tiendas. Estas deben de mantener los protocolos de higiene como la toma de temperatura a la entrada de las tiendas, así como el uso del gel antibacterial.

De manera más significativa y con mayor repercusión para las ventas, están las restricciones en el aforo en tiendas donde en algunas solo se permite el 30% de capacidad, así como días sin poder operar. Los horarios de apertura han sido extendidos buscando limitar el número de personas dentro de las tiendas y así promover la sana distancia. Esto ha provocado una mejora en las ventas omnicanal y esto, a su vez, permitió que algunas empresas iniciaran las ventas del Buen Fin en línea cuatro días antes, esto es, desde el 5 de noviembre.

En las ediciones anteriores casi no veíamos promociones de descuentos directos, pero este año, por el afectado poder adquisitivo de la gente y la incertidumbre sobre la permanencia laboral, los consumidores están más reacios a optar por compras a mensualidades sin intereses y han mostrado una mayor preferencia por compras directas a menores precios.

Aun así, siguen destacado como cada año las promociones de meses sin intereses, hasta 18 meses en algunos casos, con bonificaciones de mensualidades o de un porcentaje en el estado de cuenta.

Un punto riesgoso es que en varios casos se podrán adquirir los bienes durante el Buen Fin, pero para empezar a pagar en febrero o marzo del siguiente año, lo que podría incrementar la cartera vencida, en especial de las tiendas departamentales.

Podemos decir que aquellos tiempos en donde se concentraba un alto nivel de consumidores en un solo lugar para realizar las compras navideñas, han quedado atrás. El sector comercial está más fragmentado con un número mayor de participantes y que realizan muchas más ventas promocionales en el año.

Aún así, la venta del Buen Fin debe de traer un impulso a las ventas del sector en este cierre de año.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.